Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 29
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La liga de la irregularidad

    Uno no espera ver grandes partidos de fútbol en Segunda División. De hecho tampoco son mejores más de la mitad de los que se disputan en Primera. Salvo en aquellos casos de flagrante superioridad, solo imputable al Barça, el Real Madrid o el Atlético esta temporada, los partidos se resuelven por detalles y el desequilibrio lo establece alguna acción aislada a título individual, una mayor preparación y acierto en la estrategia o, finalmente, el espíritu de lucha que cada equipo sea capaz de exponer jornada tras jornada. La Liga Adelante es mala de solemnidad y la igualdad que pregona la clasificación viene determinada por los numerosos defectos apreciables en los veintidós competidores que se traducen en su constante irregularidad. El Mallorca no es una excepción, sino la confirmación de las dificultades sociales, económicas y, como consecuencia, deportivas que aquejan a la totalidad de la categoría.


    El Deportivo, líder con muy pocos puntos, ha ganado más puntos fuera de Riazor que dentro con su apuesta preferentemente defensiva. Pero el Sporting, en su decidido papel de perseguidor, solo ha ganado en El Molinón dos puntos más que los de Oltra en Son Moix. Claro que resulta reiterativo y hasta cansino insistir en la fragilidad de los bermellones quienes, pese a su decepcionante trayectoria y su vulgaridad tanto en cobertura como en ataque, mantienen casi intactas sus aspiraciones. Mejor en Palma que en sus desplazamientos, el Mallorca tiene a su favor la baza de recibir a casi todos aquellos contrarios que le preceden en la tabla. Coruñeses, asturianos, canarios, eibarreses y onubenses, entre otros, aún tienen que viajar a la isla. Esta es la buena noticia. La mala, que algunos golaverages son muy difíciles de voltear y que un fallo en alguno de estos cruciales choques sería decisivo. O sea, no hay margen para el tropiezo, ni demasiado tiempo para reforzar adecuadamente la plantilla en este mercado de invierno.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook