Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 18
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La épica para quien la necesite

    Antes que en Pamplona contra el Osasuna, el Barça comenzó a perder la Liga en Getafe. Igual que el Madrid pudo tirarla en Santander o en el campo del Levante. Si cada equipo fuera capaz de hacer aquello para lo que está claramente capacitado, sin lugar a la desidia o eso que, alegremente, se llama tener un mal día, el fútbol sería mucho más vistoso. Solamente cuando un equipo es inferior a otro resulta admisible el uso de determinadas estrategias o tácticas defensivas, pero el resultadismo es pecado en aquellos que disponen de una evidente superioridad cualitativa.

    Aunque es fácil predecir que el Mallorca las pasará canutas para alcanzar los cuarenta y cuatro puntos que se supone serán suficientes para mantener la categoría, no debería ser así. Tiene mimbres para ganar al Zaragoza, el Granada y el Osasuna en Palma igual que regresar victorioso de Gijón y Santander. Esta sencilla cuenta le haría sumar cuarenta puntos, con lo que arañar un punto en Anoeta, con el Rayo, Getafe, Real Sociedad o Levante tampoco es tarea de titanes si, en efecto, los jugadores están enchufados.
    De hecho y respecto a la pasada temporada, los de Joaquín Caparrós únicamente suman tres puntos menos que los de Laudrup, con el añadido de que éstos últimos hicieron una segunda vuelta desastrosa y equilibrar esta mínima diferencia ya aseguraría la continuidad en Primera División.

    El reverso de la hipótesis conlleva sentencia de descenso. Y retrocedemos a las primeras líneas de este artículo. Si uno racanea hasta rendir por debajo de lo que sus conocimientos le permiten e incluso exigen, merece el máximo castigo, pero como le decía Di Stéfano a Abelardo, portero del Valencia cuando le hizo campeón de Liga en 1971, “usted límitese a parar lo que se puede parar, porque si parara lo imparable, dejaría de serlo”.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook