Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 15
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La enfermedad del conformismo

    El decurso del Mallorca y el Hércules diverge en la clasificación, pero son perfectamente visibles las paralelas que lo delimitan. Dos equipos que juegan por debajo de sus expectativas bajo el signo de la irregularidad, ambos en concurso de acreedores y cuyos respectivos cuerpos accionariales habitan en la greña permanente. Así les va tanto a uno como al otro.

    Si alguien busca algún tipo de explicación a la mediocre campaña de los locales, no tiene más que haber escuchado las distintas ruedas de prensa de la semana. Que los futbolistas, sobre todo en el flagrante caso de Nsue, sean capaces de considerar injustas las críticas que reciben y se erijan en protectores de su técnico, cuestionado desde los cuatro puntos cardinales de la isla, perfila el conformismo que respiran. Su nivel de autoexigencia no resiste el análisis más benévolo.
     
    Desde el comienzo del campeonato ni un alma de ese vestuario ha levantado la voz para recordar que no hay otro objetivo que el ascenso. Cada fracaso se ha visto justificado hasta llegar a la vigésimo quinta jornada con “mejores sensaciones”. ¡Menos mal!

    Lo cierto es que nadie ha sabido transmitir el mensaje de que ocupar las primeras posiciones no es solamente un deseo o un anhelo, sino pura y dura obligación. Y si alguien no lo ha entendido así, desde el entrenador al último suplente, ya debería haber sido apeado del barco.

    Y, ¡ojo con el visitante de hoy! Que alguno no vaya a llevarse alguna sorpresa desagradable, porque los más recientes resultados no invitan precisamente al optimismo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook