Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 14
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La buena noticia y la mala

    Como en el antiguo gracejo de la galera romana, la visita del Recreativo dejó una buena  noticia y otra mala. La primera es que Cabrero fue expulsado, lo que significa que no podrá jugar el siguiente partido. Para quien no me entienda, comete penalti porque sale muy tarde a un balón que podría haber alcanzado de haber reaccionado a tiempo y con mayor rapidez. Lo peor, salvo el resultado y la ceguera de Karpin, fue comprobar que un delantero en el ocaso de su propia decadencia, Braulio, se bastó para poner en jaque a los dos centrales bermellones, especialmente a Truyols, lento y sin recursos.


    Vamos por partes y detengámonos antes del descanso. Un primer tiempo tirado a la basura por un equipo, naturalmente el local, empeñado en jugar para atrás, siempre de espaldas a la portería contraria, con una única referencia arriba, Scepovic, inutilizado por sus mismos compañeros y obligado a buscar espacios donde no hace ningún daño. Del centro del campo, ¿para qué sirve Bustos? Mejor ni hablar más allá de la voluntad extrema del abuelo Martí.


    Hasta un principiante del curso de entrenadores ve que Marco Asensio no puede jugar ceñido a la banda. El Mallorca se mantuvo con vida desde el minuto 53, en que entró Arana y el chaval quedó en libertad de movimientos, hasta el 84, en que los inútiles e incomprensibles cambios dictados por Karpin, devolvieron el partido y los puntos a los visitantes.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook