Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 09
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La avaricia rompe el saco

    Si tenemos en cuenta que su pacto de sindicación impide a Cerdà vender sin Serra y al revés, no tiene mucho sentido que nadie se entreviste con Claassen. Claro que, igual que ha hecho el alemán, siempre puede pergeñar un pacto para votar conjuntamente si es que el interés en tanta entrevista no encierra la voluntad de que la ampliación de capital, por escasa e insuficiente que sea, la termine pagando el incauto de turno, mientras los caza comisiones se frotan las manos.

    Uno puede pensar de todo sin esperar a que nadie cuente la verdad. Extraña que Miquel Àngel Nadal, desaparecido desde la entrada de Aouate, se arriesgue a nombrar a otro entrenador, que ya sería el tercero, sin la menor garantía de que la plaza vacante del israelí la ocupara otro con su propio técnico de la mano.

    Por supuesto que ahora que el dúo dinámico que controla el club, con Blum de palmero y su correspondiente coro mediático, sorprende que ni uno ni otro impongan su criterio. El presidente hizo gestiones con David Vidal la pasada temporada, mientras ‘Herr’ Professor nunca ha desmentido su devoción por Lothar Matthaus. Una oportunidad de realizar sus deseos que están pasando por alto.

    Todo esto movería a la carcajada de no mediar la gravísima situación del club que, en vías de extinción, deja el terreno abonado a los mismísimos jugadores que desde hace años han encontrado en la reyerta social la excusa perfecta para esconder o disfrazar sus numerosos defectos y, en algunos casos, su desidia.

    Pero lo que parece tan complicado quizás no lo sea tanto. Nos empeñamos en buscar intrincadas operaciones donde no hay más que la meta de entorpecer y ralentizar hasta el colapso de la SAD si es preciso por si, mientras tanto, a alguno de los consejeros le toca la lotería sea italiana, árabe, rusa o filipina.

    A uno ya le tocó, pero quiere más, y como que no hay peor ignorante que aquel que cree saberlo todo, no piensa que la avaricia rompe el saco. El de la cal y el del dinero.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook