Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 21
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La alegría de los modestos

    Cuando no es posible hallar satisfacción en los grandes acontecimientos, hay que buscar consuelo en los pequeños detalles y esperar nuevas oportunidades. Cuando el pasado viernes Manzano resumía el empate del Mallorca con el Rayo como un mal menor, seguro que no estaba pensando en que el Granada y el Deportivo tan solo sumarían un punto, lo que deja las cosas más o menos como estaban a falta del encuentro de esta noche entre el Celta y el Zaragoza. Quienes se aferran a las matemáticas disponen de una semana más para hacer sus cábalas, pero los que intentamos basar nuestros cálculos en argumentos más sólidos que el azar o el infortunio ajeno, somos presa del escepticismo que provoca la incesante inseguridad del equipo.

    EL MALLORCA JUEGA AL PÓKER sin ligar una sola pareja y solo puede ganar si los demás no cuentan con cartas mejores; en consecuencia y como mucho apuesta con el máximo riesgo a quedarse con la carta más alta de la mano. No hay mucho más de dónde tirar. Más claramente, la permanencia en Primera se centra en que haya tres equipos peores a lo largo de los seis partidos que faltan para que baje el telón del campeonato y, la verdad, es difícil encontrarlos. La gran final, no una más ni otra cualquiera, la dirimirá el sábado en La Romareda, en horario intempestivo y con un árbitro nada recomendable. La designación de Alvarez Izquierdo para un partido de tamaña trascendencia es un insulto a los contendientes si recordamos que este colegiado ya ha estado en la nevera esta temporada.


    GRAVE PROBLEMA el del técnico de Bailén, que obtuvo brillantes resultados con el público dedicado a la paella dominical y mejores futbolistas que los de ahora. Darle vida a un equipo que presenta una defensa de papel, un centro del campo sin ninguna capacidad creativa y una artillería dotada de pólvora con cuentagotas, es una tarea que exige ya no una enorme capacidad de trabajo, sino una exagerada imaginación. En este furgón de cola cualquiera de los enfermos presenta un cuadro clínico menos grave. Claro que eso no implica al cien por cien que vayan a ganar la guerra, pero muestran mejor talante para progresar batalla a batalla. ¿Milagros? Sí, no sería el primero, pero mal síntoma cuando uno tiene que recurrir a los números o al tópico de que mientras hay vida, hay esperanza; señal inequívoca de que se han agotado los remedios.

    POR ESO LA LECTURA POSITIVA esta semana se hace en otras páginas. Fallido el noveno asalto de Nadal al cetro de Montecarlo, que no augura placidez en la primavera de tierra batida, los más jóvenes cachorros mallorquinistas, por un lado, y el Palma Air Europa  por el otro, han venido a rescatarnos de la resaca dominical. Podríamos volver a tener un equipo en Adecco Oro después del verano y rememorar aquel juvenil bermellón de los Moyá, Víctor, Ramis, Busy... Que alcanzaron dos finales de Copa. No solo de fútbol vive el aficionado y el deporte balear no ha conseguido aprobar esa asignatura que tiene con la canasta. Especialidades diferentes, alegrías distintas pero no distantes. 

    MIENTRAS LOS MOTORES RUGÍAN en Baréin con singular desgracia para Alonso, a menos revoluciones se dejaban oír en Austin sobre las dos ruedas de un prometedor  Salom y el renacido sensato Lorenzo que, después de debutar con victoria en Catar, aplica cerebro en cada carrera, donde antes solo había corazón. Pero, volviendo a las pequeñas cosas de la vida, sendas victorias del Mallorca B y el Constancia permiten a ambos soñar con eludir el descenso. Sumar de tres en tres no es lo mismo que hacerlo de uno en uno aunque a los modestos incluso eso se les podría perdonar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook