Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 18
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Intereses varios

    Ahora, cuando la Liga se detiene durante una semana, es buen momento para poner algunos puntos sobre las íes en relación al controvertido plan de derribo y reconstrucción del Lluis Sitjar. A lo largo de los últimos treinta años no ha habido un solo presidente o propietario del Mallorca que no haya soñado con recalificar esos terrenos, desde Contestí a Cerdá, pasando por Dalmau, Asensio, Grande y el propio Alemany, quien capitaneó el traslado a Son Moix -al abrigo de aquel fasto innecesario, la Universiada-, a cuya adecuación destinó los casi ochocientos millones con que el Consejo Superior de Deportes provisionó la reforma del viejo estadio que nunca se llevó a cabo. Intereses por los derechos del fútbol aparte, es muy dudoso que el editor que hoy da nombre a la Ciudad Deportiva de Son Bibiloni hubiera invertido un solo euro en el club sin que le mostraran ese cebo.

    EL ALCALDE DE PALMA ha dicho esta semana que autorizar el proyecto presentado equivaldría a dar luz verde a un verdadero pelotazo a la carta. Y puede que tenga razón. Sin embargo hace ya muchos años que los palmesanos pagaron mil ochocientos millones de pesetas por la expropiación del canódromo, que sigue convertido en un nido de suciedad y ratas, a espaldas de los institutos y en pleno centro urbano. Es incoherente exigir el derribo de Es Fortí, mientras sus aledaños, de propiedad municipal, constituyen un inmenso basurero. Pero hay más. La misma corporación presidida por Mateu Isern, que invita al Mallorca a permutar los espacios de Sa Sini d’en Gil por los del actual Iberostar, para edificar allí el centro comercial que se pretende, contradice su propia decisión cuando negó hace seis años a Vicenç Grande esa misma propuesta. No se entiende tal cambio de actitud, mal visto por los vecinos de Es Fortí, pero de sumo agrado para los de Son Valentí y Son Peretó.
    LA TERCERA VÍA es la única que, a día de hoy, parece menos lesiva ante el cúmulo de intereses que se concitan. Si el Mallorca desea contar con un campo de fútbol, tendrá que hacérselo a medida y con sus propios medios. Eso contando con que disponga de la financiación oportuna y pese más el interés deportivo que el especulativo, por muchos que sean los ejemplos de que ambos van casi siempre unidos de la mano.

    VOLVAMOS AL FÚTBOL porque en Madrid el Mallorca mantuvo a salvo su orgullo, pero no asaltó su permanencia, que tendrá que esperar. La goleada del Sevilla al Zaragoza y el hecho de que, en la reanudación de la competición, los maños reciban al segundo clasificado, confiere carácter decisivo a la visita del Deportivo el Domingo de Resurrección a las cinco de la tarde. Una oportunidad para abandonar el furgón de cola, donde ningún asiento es cómodo. La actitud de los jugadores y la mejoría experimentada en su juego, visible a todas luces, permiten recuperar la fe. En el Santiago Bernabéu, los bermellones nunca dieron la impresión de ser de Segunda División, salvo alguna preocupante excepción individual.      

    HA VUELTO LA FÓRMULA UNO Y NADAL. Fernando Alonso, con nuevas expectativas, terminó segundo en el Gran Premio de Australia y el de Manacor se ha plantado, sorprendentemente, en la final de Indian Wells, un torneo que por momentos dudó en tomar parte. Toni, su tío y entrenador, cree que competir en Miami no le conviene debido a la proximidad de la temporada de tierra que comenzará el mes próximo en Mónaco. Y le ha hecho caso. En cualquier caso, nos ha alegrado el último fin de semana del invierno. En primavera todo se ve distinto, aunque a veces sólo sea una ilusión.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook