Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 02
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Infunde que algo queda

     Joseph Goebbels fue el ministro de propaganda nazi y, según algunos historiadores, más admirador que amigo de Hitler. A él se le atribuyen frases tan elocuentes como “si una mentira se repite lo suficiente, termina por convertirse en verdad”,  y tan aleccionadoras como “miente, miente que algo quedará; cuando más grande sea la mentira, más gente la creerá”.

    Cualquier operación que afecta a un futbolista profesional comporta la correspondiente comisión. Lo mismo que en el mercado inmobiliario interviene un agente de la propiedad, un abogado o un notario, sucede en el fútbol actual.

    Dada su situación económica, a los consejeros del Mallorca les debería importar un pimiento si quienes reclaman treinta mil euros por rescindir el contrato de Ogunjimi son letrados holandeses o del Congo. Lo importante es que el club se ahorra casi un millón, por lo que el precio de la gestión resulta realmente irrisorio.

    Pero no nos equivoquemos. Los tiros van por otro lado. A Cerdà, Terrasa y compañía, tanto el jugador como el club se la traen al fresco. El objetivo es infundir la sospecha de que detrás de cualquier movimiento está alguien intentando pergeñar un negocio personal. Y si se puede sugerir que es Serra Ferrer, ya sea a través de Toni Prats, Damon Mark o el conserje, da exactamente igual. La piedra ya estará lanzada y las víctimas colaterales, que ya las ha habido, se entienden como necesarias.

    Sin embargo, Longerich decía, a propósito del hitleriano, que su figura está muy sobrevalorada, que no era tan importante y que padecía un trastorno narcisista de personalidad que explica su obsesión por su buena imagen.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook