Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 03
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Incoherencia y discordancias

    Si todo es según el color del cristal con que se mira, Son Moix está repleto de lentes para enfocar la crítica según convenga.


    Convendría pulsar la opinión de la masa de acreedores del club en relación a la liquidación patrimonial que representa la salida gratuita de futbolistas con contrato en vigor, porque si es verdad que, en ciertos casos, el Mallorca se ahorra el elevado montante de una ficha, tampoco es mentira que renuncia a un pequeño ingreso y ambas cosas deberían ser compatibles en las dosis o porcentajes adecuados.

    La baja de Ogunjimi estuvo a punto de frustrarse por la negativa de abonar una comisión de treinta mil euros a un abogado holandés que intervenía en la operación. Ahora, por el contrario, se han ofrecido cien mil al agente que sea capaz de encontrarle equipo a Alejandro Alfaro, que percibiría una compensación de doscientos mil por los dos años que aún le quedan. A Nsue se le han discutido cincuenta mil euros correspondientes a la mensualidad de julio y a Olaizola, como es sabido, otros treinta mil como prima por la permanencia.
     
    Todo en el club es pura contradicción e incoherencia. Nada está bien o mal en sí, sino en función del sujeto o sujetos que puede encargarse de cada operación o gestión. Con razón Utz Claassen definió al Consejo de Administración como un manicomio, sólo pasando por alto su contribución al establecimiento de la casa de locos y su afiliación a la misma mediante pactos escritos o tácitos pero igualmente anormales.
     
    El simple hecho de no haber firmado todavía el contrato de trabajo del cuerpo técnico, grave lapsus que el presidente y el director deportivo se imputan el uno al otro, refleja la ingobernabilidad de la nave. Un pulso a los accionistas porque los emolumentos que se demandan exceden la cantidad asignada a dicho capítulo. La vaca, por lo que se ve, también da leche según quien la tenga que consumir.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook