Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 29
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    HONOR, GLORIA Y HUMILLACIÓN

    No sólo de pan vive el hombre, ni tampoco de fútbol. Hoy es obligatorio dedicar la primera página de esta Libreta al motociclismo y en concreto a glosar la gesta de Jorge Lorenzo al inscribir su segundo título mundial de la gran cilindrada. Habrá parecido una conquista fácil, pero el hecho de que el mallorquín haya disputado las últimas pruebas más con la cabeza que con su corazón, no nos hace olvidar lo que tuvo que trabajar para llegar hasta aquí. Superar su caída en Holanda y no haber disputado ningún gran premio sin bajar del primer o segundo peldaño del podio han determinado una clasificación final para la que Dani Pedrosa, dignísimo contrincante, tuvo que arriesgar en demasía. Con una máquina sensiblemente inferior, el piloto palmesano se ha coronado por segunda vez. Honor y gloria.

    NO HAY HONRA EN LA SUMISIÓN. El Madrid no necesitaba humillar al Mallorca para demostrar su superioridad y llevarse los tres puntos que le permiten divisar todavía al Barça en el horizonte. Al menos pudo tener el detalle de agradecer los dos regalos de la zaga local con los que abrió el marcador y cerró el partido. Facilidades como las otorgadas ayer no se pueden dar a ningún contrincante, pero mucho menos a uno cuya calidad no precisa contrastar. A pesar de la ausencia inicial de Pina, una decisión muy difícil de justificar e incluso de explicar, teníamos derecho a esperar que los de Caparrós opusieran algo más de resistencia. Por el contrario, salieron derrotados de antemano y, lo que es peor, casi resignados a su suerte.       

                                                              
    LAS LESIONES HAN ESTROPEADO EL RELOJ y Caparrós no ha conseguido encajar las piezas para poder arreglarlo. Más vale que lo consiga pronto, antes de que impere el nerviosismo y el buen comienzo de la temporada se diluya en un océano de preocupación. Ya no basta lamentar la mejor condición técnica del rival, no es posible acceder a una maquinaria nueva y la que tiene es mejor que la de hace un año. De pronto los centrales parecen flanes de escasa consistencia, el doble pivote se ha ahogado en el voluntarismo de Martí, que ya no está para esos trotes, y la irrelevancia de Fontàs, que ya no recuerda cómo se jugaba en esa posición. Lo que en ataque se adivinaba un tridente demoledor -Víctor, Gio, Hemed- ha devenido en agua de borrajas escenificada en la práctica oscuridad del primero.

    CADA COSA EN SU SITIO.  El Granada paseó victorioso por Son Moix y el Sevilla no era tan fiero como lo pintaron para disculpar una derrota fraguada en el descanso, sin reacción ni alma desde  el banquillo. En el Sánchez Pizjuán el fracaso se dibujó en el descanso; ayer, antes del pitido inicial. Hemos pasado de pensar en grandes empresas a temblar ante lo que se avecina. Ni tanto, ni tan calvo. Este equipo no era de Champions ayer, ni es de Segunda hoy; pero ahora no sabe a lo que juega ni colectiva, ni individualmente y eso sí que es raro en un conjunto dirigido por el entrenador cuyo fichaje y según coincidencia, fue el gran acierto del club.

    PARA QUE SE HAGAN CARGO, el vicepresidente de la LFP también ha intervenido en el concurso de acreedores del Rayo. El tercer equipo de Madrid en número de aficionados está pendiente de que el cincuenta y uno por ciento de su masa de acreedores apruebe su propuesta de convenio. Su principal reclamante, o sea quien tiene la llave para alcanzar el acuerdo, es Tebas, arte y parte en tanto en cuanto representa a deudor y demandante. Así funciona el fútbol. El presidente del Valladolid, defensor paniaguado de la demanda del G30 contra el Mallorca, no añade que su club adeuda al  de Son Moix medio millón de euros en relación al traspaso de Javi Guerra. Escaso honor y ninguna gloria.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook