Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 04
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hay familias de todas clases

    Cuando uno empezaba en el mundillo profesional apenas con diecisiete años y en la extinta Radio Juventud, escuela de no pocos radiofonistas de enorme calado, su director en Palma, cuyo nombre omitiré respetuosamente porque, entre otras razones, ya murió, reunió al personal para echarnos un sermón e inducirnos a una mayor solidaridad con la empresa. Como conclusión del discurso apuntó: "tenemos que ser una gran familia", a lo que uno de los locutores respondió de inmediato: "de la que usted es el padre y todos los demás los primos".

    Desde entonces he comprobado que, en todas las familias, de sangre o de conveniencia, jamás faltan las dos figuras. Siempre hay un progenitor o, en su caso, un ´padrino´, un ´don´ e invariablemente uno o más miembros del clan que asumen el papel de pariente pobre, rico, bondadoso e ingenuo o malintencionado y peligroso. Este último modelo a veces puede acabar con la saga porque solamente busca aprovecharse del nombre o influencia que le ampara hasta desbancar y ocupar el lugar del patriarca, lo que constituye su verdadera ambición, y para ello no repara en medios, ni en los daños colaterales o a terceros que salpican su andadura.

    El Mallorca, que me perdone Martí, nunca ha sido una familia. En todo caso y al contrario de la tesis planteada por aquel antiguo director que tuve en mis años mozos, ha tenido muchos primos, de toda índole, pero nunca ningún padre, aunque haya quien quiera presumir de ello. Siempre ha sido un nido de víboras, una fuente de envidias, un escenario de traiciones y una nevera de ambiciones bien de notoriedad, bien de enriquecimiento. Aquí no pueden presumir de mallorquinismo ni media docena y especialmente personajes sin pasado, dudoso presente e incierto futuro. O ninguno.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook