Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 20
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hablar mucho y decir poco

    Los jugadores están con Oltra, alaban sus métodos y celebran su nivel de exigencia, pero lo que le pierde es su discurso, en lo que estarán de acuerdo desde los futbolistas al más recalcitrante aficionado. Si nos hemos mostrado estupefactos ante afirmaciones como la de que “el carácter no se entrena” o “no sé cómo se cierra un partido”, lo que por cierto también puede hacerse desde el banquillo, peor es recordar su comparecencia después del partido del pasado domingo para reconocer que “antes de jugar el partido habría firmado un empate”.
    Ahí no hay interpretaciones que valgan y queda muy claro que el entrenador o no sabe a qué club ha venido, o no le han explicado bien los objetivos, o no los ha entendido o, peor aún, no confía en su plantilla.

    Mire usted, que diría Mariano Rajoy, el Mallorca no puede salir a ningún campo de Segunda División, a ninguno, a firmar un reparto de puntos antes de jugar. Por el contrario, tanto en Son Moix como en sus desplazamientos ha de salir a ganar ya sea por lo civil o por lo criminal, usando los populares términos de Luis Aragonés, a  quien por cierto podría preguntar cómo se mata un partido, o a Cúper, al que quizás tenga más cerca.
    Y procuro no alcanzar el menor grado de animadversión profesional sobre el trabajo del entrenador valenciano, pero debería pensar o cuidar más las ideas que expresa.

    Hago un señalado punto y aparte para unirme a la familia mallorquinista que hoy llora el fallecimiento de José Luis Muñoz Villuendas, con quien compartí creo que unos dieciséis años de viajes, alguno de ellos inhóspitos, él como delegado del primer equipo mallorquinista y yo en mi condición de informador. Le recuerdo siempre con la mano tendida, un saludo cordial, una conversación amena y un respeto absoluto hacia nuestro trabajo.
    Siempre educado y discreto, fue amigo y confidente de futbolistas y entrenadores, jamás tuvo una palabra más alta que otra y siempre estuvo de lado del dialogo antes que del enfrentamiento. Vallisoletano de cuna y mallorquinista de raíz. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook