Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 20
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡Gracias Aouate!

    Aouate merece al menos que se le reconozca el esfuerzo de no haber vendido a Marco Asensio. El gol que ayer anotó en Palamós, el segundo de libre directo esta misma temporada y en campo ajeno, denota tanta calidad como cabeza, pues las reducidas dimensiones del terreno de juego, tan recurrentes durante toda la semana, propiciaban el éxito del ensayo lateral que hubiera firmado el mejor lanzador de rugby. Aprovechar todas las ventajas que puntualmente te ofrece el juego es una virtud solamente atesorada por los mejores y todo escenario presenta pros y contras. Los buenos futbolistas se benefician de los primeros y neutralizan los inconvenientes. Mientras el israelí aseguró la continuidad de la promesa, el desgobierno Claassen-Cerdà apunta a una venta segura en enero si con ello se ahorran una ampliación de capital mayor.

    EL MALLORCA SUPO NADAR Y GUARDAR LA ROPA,
    lo que no significa que hiciera un buen partido. Definió a la perfección tres de sus cuatro llegadas después de pasar demasiados minutos en su parcela sin salir al contraataque con peligro. El Llagostera dispuso más tiempo del balón que los de Karpin, que mueven demasiadas veces con precipitación y otras con lentitud. Tras otro primer tiempo lleno de dudas, la velocidad de Markovic y Pereira en las bandas terminó por desarbolar a la hasta ayer virginal defensa catalana. Gracias a ello, no se notó la ausencia de Marco por lesión al inicio de la segunda parte y el temor de terminar encajando en alguna acción aislada se transformó en una goleada inédita.


     El TÉCNICO RUSO ERA OTRA DE LAS VÍCTIMAS DEL PRESIDENTE destinada a su particular cadalso. Cuando afirma que el equipo no era tan malo antes ni tan bueno ahora, debería incluirse en tal apreciación. Transcurridas nueve jornadas la balanza entre una artillería poderosa y una cobertura de cristal se equilibra en medio de la incertidumbre. El Mallorca cuenta con el mejor registro goleador del campeonato, insólito en un conjunto que viaja en el furgón de cola, pero sufre excesivamente para fortificar su retaguardia. No se puede negar, eso sí, que, aún sin encontrarlas, se buscan soluciones. Kasim ha ejercido un efecto paliativo junto a Bigas, pero no está claro que esta zaga pueda resistir asaltos más firmes, pese a la mejoría de Gulan en el lateral izquierdo. La cada vez más segura aportación de Joao Victor perfila el esbozo de un dibujo todavía difícil de identificar.


    EL TRABAJO DE GÁLVEZ Y OLAIZOLA no pasa desapercibido. Alejados de los focos y fuera de la influencia de los más altos ejecutivos, el fútbol formativo rinde sus primeros frutos. El Mallorca B compite dentro y fuera de casa con algo más que orgullo, pese al trasvase de peones importantes hacia el primer equipo. Esta es precisamente su función. El División de Honor encabeza la clasificación de su grupo por encima de los monstruos sagrados, Barça y Espanyol, como  augurio de que, con otros consejeros, el futuro deportivo del club amanece en contraposición a la oscura puesta de sol que se cierne en los despachos. Lástima que, en el polo opuesto, el resurgir del Atlético Baleares se haya visto truncado por un preocupante comienzo que frena, momentáneamente, proyectos más ambiciosos.     

    AUN CUANDO APOSTEMOS POR LORENZO, que tiene a su favor el aliento del público en la última cita del Mundial, hemos de quitarnos el sombrero ante un deportista mayúsculo como Rossi. No sé hasta qué punto el mallorquín habrá sabido absorber las enseñanzas de un veterano del que ser coequipier constituye sin duda un privilegio y un lujo. Yamaha saborea el subtítulo de esta temporada gracias a la sabiduría y el coraje de sus pilotos. Márquez es imbatible, pero acabar en el segundo y tercer peldaño del podio tiene mérito.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook