Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 09
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Futbolístico o solo futbolero

    El fútbol debe una gran parte de su popularidad al gran número de tópicos que sustentan su proyección mediática. Frases más o menos célebres, ingenios atribuidos a jugadores y entrenadores que ejercieron un efecto mimético, sirven para que su mensaje sea entendido por una inmensa mayoría de aficionados.
    Una de sus más recientes leyendas pretende clasificar a los técnicos, pues todo el mundo tiene que estar fichado, entre los amantes del espectáculo y los ahora mal llamados resultadistas. Es decir, quienes sacrifican la vistosidad al pragmatismo.
    El día de su presentación Joaquín Caparrós explicó que jugar bien generalmente conduce a la victoria, una verdad de perogrullo. Y es que no hay un solo equipo que anteponga lo bonito a lo práctico. Hasta Pep Guardiola, si le consideramos el prototipo de la elegancia, quiere ganar y lo demás son pamplinas.

    El arte del fútbol consiste precisamente en sacar el máximo rendimiento de los recursos que uno tiene. No se trata de trenzar más o menos filigranas para llenar de cámara lenta las transmisiones por televisión, sino de obtener el triunfo a través de las virtudes que atesora cada bloque, ya sean ofensivas o defensivas. A muchos les gustaría emplearse como el Barcelona, pero no pueden y eso no les condena.

    Este deporte es polivalente tanto en técnica como en estrategia y si bien talento y habilidad unidos constituyen una fuerza casi imbatible, tampoco hay que rechazar o imputar a nadie peyorativamente por contrarrestar el fútbol de ataque con un repliegue ordenado y disciplinado que no por conservador merece menos respeto e incluso admiración.
    Antes de etiquetar a alguien, hay que valorar objetivamente cuáles son las características de cada plantilla, y más de un equipo rinde por encima de sus posibilidades cuando su entrenador hace correctamente este ejercicio. Sin adjetivos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook