Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 17
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Fue bonito mientras duró

    Y duró 51 minutos, aunque desde la media hora del primer tiempo, con un insólito y merecido 1-2 que se mantuvo hasta después del descanso, el Mallorca, que había hecho lo más difícil, se echó demasiado atrás, empezó a perder balones peligrosos en el centro del campo y renunció al contraataque hasta que, en el último cuarto de hora, quiso poner remedio al exagerado estropicio, porque el último gol, en el minuto 92, redondeó un marcador que no debió ser tan amplio y que Hemed, Bigas, Gio y Pereira, en cuatro ocasiones clamorosas, pudieron haber reducido antes.

    Pero los sueños, sueños son al fin y al cabo. Quedará la honrilla de haber plantado cara a un Madrid que tuvo que poner en liza a toda su artillería -Ozil, Benzema e Higuaín al unísono, etc- tras haber menospreciado a los bermellones en su formación inicial. Permanecerá el orgullo de haber dejado buenas sensaciones en el Santiago Bernabéu y haberlo hecho con diez jugadores, pues Víctor, en su línea, se limitó a pasear su abulia y dejar en evidencia sus limitadas condiciones técnicas. Hemed dio otro aire al ataque, pero salió demasiado tarde para intentar la sorpresa. 

    Como nadie esperaba puntuar en un campo tan complicado, la derrota, pese a sus llamativos guarismos, no deja mal sabor de boca, ni preocupación. Los de Mourinho tuvieron que emplearse a fondo para salir vencedores y eso es posiblemente más de lo que creyeron necesitar. Lástima que, tras dos ventajas en la primera parte, los de Manzano entraran en una fase de complejo y descuidaran la guardia en el comienzo del segundo tiempo, un segmento del partido en el que mantener el tipo se antoja siempre fundamental. No se pueden encajar tres goles en cinco minutos, sea cual sea el rival. Ahora, con el parón del campeonato por las selecciones, habrá que trabajar estos aspectos para afrontar la recta final y definitiva con la misma actitud, pero sin complejos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook