Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 25
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Fantasías, quimeras y alguna mentira

    Celebro estar de acuerdo con Joaquín Caparrós en que no es momento para hablar de renovaciones. Dicho en boca de quien tiene pendiente la suya tiene más valor que escrito en el ‘Análisis’ de ayer, modestia aparte.
    Siempre me he llevado bien con la mayoría de entrenadores, salvo contadas excepciones. De cada uno de ellos aprendí algo, lo que desgraciadamente no se pude decir de muchos de los futbolistas que cada día trabajan con ellos.

    José Luis Saso me enseñó a apreciar la condición técnica de los jugadores y fue el primero que me hizo ver y creyó en la importancia que iba a adquirir la preparación física en el mundo del deporte en general y del fútbol en particular. Forneris me explicó cómo la rapidez mental era un arma más eficaz que la velocidad de las piernas. Serra Ferrer me repetía la charla que daba al equipo antes de los partidos para que comprobara si se habían cumplido o no sus instrucciones.
    Cúper impartió cátedra al plasmar que el primer defensa es el delantero, igual que el mejor atacante puede ser el último zaguero. Manuel de la Torre mostró unos movimientos tácticos sorprendentes y efectivos y a Luis Aragonés le puedo imputar el dominio de todas las materias que anteceden y alguna otra, como el manejo del grupo,  que le confieren  ese carácter de catedrático.

    El actual técnico del Mallorca no da titulares, como Clemente, ni lecciones, igual que Benito Floro, ni se atiene al gracejo, en la línea de Gregorio Manzano. No da el perfil de andaluz, por lo mesurado, ni de vasco, por lo humilde.
    Sólo cree en el trabajo diario, que no es mala religión a falta de otras virtudes teologales y terrenales, por encima de fantasías, quimeras y alguna que otra mentira.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook