Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 03
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Extrañas casualidades

    La cuestión no es si el Mallorca puede rescindir el contrato de Ogunjimi sin tener que pagar treinta mil euros al agente de turno, sino que aún se ahorra 870.000.  Si en una primera lectura está claro que a sus ilustres y minoritarios consejeros lo único que les importa es a quién iría a parar la comisión o, dicho de otra manera, quién o quiénes hay detrás del abogado holandés Ron Raner, si es que hay alguien, a continuación nos debemos preguntar por qué no planteó Michael Blum esta cuestión antes de firmar la carta que ilustra la presente página. Una de dos, o no vio ningún misterio porque no existe o, de haberlo, es peor director general de lo que cabía imaginar, que es mucho.

    Pero como uno hace tiempo que ha dejado de creer en las casualidades, tampoco hay que descartar la firma trampa. Dejar que el bueno de Prats confiara en el visto bueno del ejecutivo alemán para pillarle a contrapié a contribución de la caza y captura de Serra Ferrer que es lo que persigue con saña la minoría accionarial.

    Por si fuera poco, los tiempos siempre coinciden con la víspera de algún partido importante. Mañana, a cuarenta y ocho horas de un choque emocionante como es el de Lugo, no se hablará más que de la reunión del consejo de administración de esta tarde. Y sin duda, para nada bueno. Primero se lanza la piedra del ERE que el presidente propone a final de temporada si el equipo no asciende y, a renglón seguido, se emponzoña la figura del director deportivo para introducir la duda permanente en un vestuario que intenta salir hacia arriba en la fase definitiva del campeonato liguero.

    Ya metidos en harina, sería interesante desvelar qué, cuánto, cuándo y a quién se han pagado facturas por intermediación y quién, a su vez, autorizó o firmó su conformidad. A lo mejor  alguno de los propietarios actuales podría explicar ciertas cosas y escandalizarse un poco menos, suponiendo que haya motivo para algún escándalo.

    Es una lástima que cada paso que se da sea en perjuicio del club porque, como contrapartida, también sirve para que el mallorquinismo siga tomando conciencia de quién es cada cual, lo que cada vez resulta más claro.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook