Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 09
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Evaluación en estado crítico

    Mientras Claassen asimila su nueva derrota en los tribunales amenazando con recurrir incluso a la Curia romana y Cerdá cree haber explicado, nunca justificado, su traición a través de un comunicado que no significa absolutamente nada y que ya nadie se traga por venir de quien viene, el Mallorca juega esta mañana en Valencia un partido que, después del empate del Espanyol, la derrota del Granada y salvo que el Deportivo dé la campanada en el Calderón, todavía no le condena a los puestos de descenso.  El Levante es un equipo curioso, con una defensa que compensa su edad y lentitud con experiencia y, por qué no decirlo, una dureza al límite del reglamento. Su estilo exige unas bandas rápidas, que las tiene y, sobre todo, un delantero todo terreno que ha encontrado en Martins, como eficaz sustituto de Koné, su máximo exponente. Un anfitrión ante el que es necesario fajarse y acertar.
        Cladera y Serra, por orden jerárquico, encabezan la expedición balear, como no podía ser de otra manera, pero lamentablemente no juegan. Se ha lesionado Pereira, lo cual es un incoveniente menor, lo que ha allanado la convocatoria instada por Joaquín Caparrós y, probablemente, la alineación. Prueba de ello es la ausencia de Marc Fernández, que vuelve al filial para marcar diferencias. O eso debería hacer.

    La guerra de los traidores, -que conviene recordar que son dos, no uno, y ninguno de ellos es alemán-, no debe incidir para nada en el terreno de juego, a donde, primero a través de Caparrós y ahora hurgando en la buena fe de algún futbolista ingenuo, la han querido trasladar sin éxito.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook