Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 16
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Esto ya empieza a ir en serio

    Con Caparrós no se puede decir que la pretemporada de verdad empieza hoy. El trabajo ha sido tan intenso en Palma como, probablemente, lo será en Holanda, tal vez con un clima algo más benévolo para que los jugadores afronten con mejor talante las palizas que vienen. En un primer momento llaman la atención las ausencias de Sergi Enrich, ya más proclive al traspaso que a la cesión, y el joven Marí, ante quien se han colado otras promesas de la cantera de las que se habrán valorado detalles desapercibidos en sus compañeros. Una semana no da para mucho, pero el entrenador lo tiene claro.
     
    De hecho estas sesiones preparatorias solamente le son útiles a él ya que los demás, desde fuera, no disponemos todavía de ningún dato para extraer conclusiones globales, ni tampoco a título individual. Son muchos los criterios que han quedado desfasados por precipitación a la hora de emitirlos. Ahora se impone la prudencia porque, entre otras razones, la plantilla no está cerrada y pueden producirse altas y bajas que cambien sustancialmente el comprotamiento del equipo, aunque no los conceptos genéricos de su carácter. Lo importante es ver cómo el club avanza sin apartarse de su guión. Sobre el papel las incorporaciones que registran tanto el primer equipo como el filial mejoran el nivel de ambos y gustan a una afición ávida de éxitos deportivos y paz social. Todo dentro de una política de austeridad adaptada a las presentes circunstancias económicas en la senda de probar que la eficacia no está reñida con la mesura.
    Volviendo a la concentración en la tierra de los tulipanes, el alto nivel de los sparrings elegidos contrasta con la escasa categoría de otros en temporadas anteriores que no exigían al plantel lo que, deducimos, pretende demandar el técnico de Utrera. Pero no dejan de ser encuentros para no prestar atención al resultado, sino al dibujo, la capacidad combinativa y a la espera de los últimos fichajes.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook