Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 19
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Este Mallorca tiene dos caras

    Una vez vimos las dos caras del mismo Mallorca. La de cal, en la primera parte, con buena defensa, toque, llegada y alguna ocasión de gol. Tras la reanudación llegó el de arena, el equipo insulso, anodino, desganado e inhábil de la etapa anterior a la goleada contra la Real Sociedad. El descanso sentó mal a los discípulos de Caparrós, apenas transcurridos unos minutos del segundo acto, estaba claro que Calatayud iba a ser nuevamente batido antes de que Gorka, el portero local, volviera a ser inquietado. En ello influyó tanto el bajón del equipo como los cambios ordenados desde el banquillo, tendentes a minimizar su potencial ofensivo sin ninguna garantía de mejorar al defensivo.


    Tanto en sus mejores como peores momentos, este equipo tiene un problema permanente: sus laterales. Si en la derecha Cendrós es la viva imagen del jugador que, carente de recursos, incurre en una falta tras otra y se muestra incapaz de mover el balón con criterio, en la banda opuesta la de Cáceres es una apuesta fallida. Por su lado llegaron los dos goles del Athletic y pudo caer alguno más. No se comprende que, en pleno mercado de invierno, se hable tanto de Arizmendi, Parejo o quien sea, cuando lo que realmente hacen falta a gritos son dos defensas capaces de cubrir y correr la banda con un mínimo de sentido común.

    Hay que aparcar la Copa del Rey. El Athletic no es la Real e invocar a la épica está muy bien, pero para epopeyas las del domingo en Vallecas y el sábado siguiente en Cornellá. San Mamés no terminó de aclarar con qué Mallorca debemos quedarnos. Durante cuarenta y cinco minutos nos recordó al de la semana pasada, dejándonos sensaciones positivas pese a los defectos apuntados. Pero durante el mismo período de tiempo, se nos aparecieron nuevamente fantasmas de un pasado reciente que nos remite a la más profunda preocupación.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook