Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 19
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Entre la gloria y el infierno

    Esta Segunda División es el vivo retrato de la incongruencia. Sólo es coherente el dato que refleja que los dos líderes, Eibar y Deportivo, son a su vez los equipos menos goleados. Todo lo contrario que el Mallorca, aunque tampoco podemos perder de vista que el tercer y cuarto clasificado presentan una cantidad casi igual de goles encajados: 44 el Mallorca por 41 el Recreativo y 40 el Sporting. ¡Casi nada!

    Si nos vamos al otro extremo, a los guarismos que señalan a las delanteras de mayor poder realizador, la del Mallorca se encuentra en cuarta posición, es decir una clasificación notable para su artillería, si bien la tercera mejor del campeonato es, curiosa y soprendentemente, la del vicecolista Alavés. Un contrasentido tras otro.

    Para entender lo que sucede esta temporada en la categoría de plata es imprescindible profundizar en la precaria situación económica de los clubs y sus necesidades. Las limitaciones presupuestarias impuestas por la Liga de Fútbol Profesional, probablemente imprescindibles para evitar quiebras aún peores, han obligado a permitir la migración de los futbolistas más destacados a clubs de Primera. La mayoría han tenido que buscar soluciones en sus propias canteras y tirar de sus escasos recursos, sin que haya grandes diferencias entre las plantillas más caras y las más baratas.

    Ahora mismo el ascenso y el descenso son equidistantes respecto a cualquiera, con las salvedades de los cuatro primeros y tal vez los dos últimos. Más que nunca hay que observar el paisaje jornada a jornada, porque el riesgo de errar en las previsiones es tan elevado como la dificultad de encadenar tres victorias consecutivas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook