Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 08
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Entre ciertos deberes y derechos

    El calendario de marzo es peligroso. No lo esperamos, ni deseamos, pero existe el riesgo de no sumar punto alguno en cuatro jornadas y de eso no cabe la menor duda.  Es lo que pasa cuando uno no hace los deberes a tiempo y, lamentablemente, el Mallorca no los hizo en Donosti ni contra el Osasuna, así que ahora no tiene más remedio que apechugar con las consecuencias. En estos dos partidos, soporíferos y de muy baja calidad, Caparrós tomó decisiones equivocadas. No basta salir en rueda de prensa y reconocer que el equipo ha tirado la primera parte de un partido, sin explicar que el primer responsable es uno mismo, el técnico cuyo único atenuante es el de rectificar tras el descanso su erróneo planteamiento inicial. ¡Ojalá! en estas próximas semanas no haya que lamentar los cinco puntos echados a perder cuando era hora de conquistarlos porque, no nos engañemos, no es al Valencia, al Atlético o al Barça a quien hay que ganar, sino a los de la segunda mitad de la tabla, que es mucho más rentable.
     
    Resultados al margen, se están dando otras situaciones merecedoras de una atención especial. El de Utrera, por otro lado, acertó al recordar que un exceso de ‘azúca’ relaja al futbolista. Se refería a ello en términos generales, en alusión al colectivo, pero también es aplicable en el plano personal de algunos jugadores. Edulcorar la capacidad de Tejera por veinte minutos de juego, por mucho que Nsue aprovechara uno de sus saques de esquina, es meterle más presión de la que puede soportar. Insinuar que es el único hombre de la plantilla capaz de ordenar el juego de sus compañeros le perjudica, sea o no cierto. Lo mismo podríamos decir de Castro, aunque ambos difieren en su carácter y el uruguayo ostenta más horas de vuelo y experiencia. Uno de los grandes defectos del fútbol reside en lo poco con que se encumbra a alguien y lo mucho que se necesita para devaluarle.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook