Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 17
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El remate de la faena

    Aún no hace muchas fechas señalábamos cuál era la tarea básica del Mallorca para alcanzar su único objetivo: la permanencia. Indudablemente ha hecho sus deberes, en tanto en cuanto demostró su superioridad sobre los equipos que irremediablemente, van a descender: Sporting y Racing. Que a nadie le quepa la menor duda de que, pese al brillo de su triunfo sobre el Atlético de Madrid o el empate obtenido en el feudo del Valencia, son los seis puntos sumados en El Molinón y El Sardinero los que le han dejado al pairo de la tormenta, al tiempo que sentenciaba a sus rivales. El sábado se repite el mismo guión. No cabe ninguna especulación, por mucho que la igualada podría ser útil para alcanzar la misma meta, y tiene que ganar a un desesperado Zaragoza que, no lo olvidemos, aún respira debido a tres goles conseguidos más allá de los noventa minutos que le han reportado otras tantas victorias impensables. Será una final para ambos: los maños conscientes de que la de Palma es su última oportunidad y los de Caparrós para disfrutar los cuatro partidos restantes sin presión y sin agobios, incluido el del Santiago Bernabéu. Sólo si pierde se podrá poner en duda el merecimiento de su clasificación porque cabe recordar que, además de los firmes candidatos a ocupar una plaza en Segunda la próxima campaña, Granada, Villarreal, Real Sociedad, Rayo Vallecano e incluso el Atlético de Madrid y el mismísimo Valencia no han podido con este equipo, sean cuales fueren sus evidentes limitaciones. 

    Se quiere significar con ello, que el trabajo está hecho. Falta el remate de la obra. El mueble o el edificio se ha construido, restan los acabados que, por supuesto, no son menos importantes. Tampoco sugerimos que, si vence el sábado, los jugadores inicien sus vacaciones. Las visitas del Levante y el Rayo, junto con el desplazamiento a Getafe, deberían constituir el homenaje de la plantilla a los doce mil fieles de cada jornada y una mejoría clasificatoria que redundará en beneficio del club y los propios futbolistas. Queda un último esfuerzo y la presión añadida la tienen los demás, no el Mallorca que, una vez más, ha de saber competir y aprovechar las circunstancias que se ha ganado a pulso.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook