Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 17
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El mañana ya es hoy

    El año pasado tuvimos que aprender que no todo depende de un buen comienzo. Aún así y en la presente coyuntura, un tropiezo a las primeras de cambio enfriaría notablemente los ya de por sí alicaídos ánimos de la afición. Arrancar con uno, dos o tres buenos resultados y seguir con ellos hasta la sexta o séptima jornada, elevaría la expectación, endulzaría el mal sabor de boca, subiría la moral de los futbolistas y pondría en alerta al enemigo, si es que ya no lo está. Por el contrario, ceder puntos nada más empezar serviría para alimentar a los maledicentes y contribuir al nerviosismo y el cisma. Ahora que se ha impuesto la alianza Serra-Cerdà con carácter parece que definitivo, es importante aprovechar la calma social, ya que no la paz, para edificar las bases sobre las que asentar el equipo y, por qué no, el club de cara al futuro. El primer escollo, en terminos estrictamente deportivos, es el Sabadell, que llevó a cabo una extraordinaria campaña al poco de ascender y de la mano del exmallorquinista Lluís Carreras. Fue más irregular en el campeonato anterior y ahora, bajo bandera arlequinada y capital japonés, supone toda una incógnita. Aún así, es un conjunto muy avezado a la categoría, bien resguardado atrás y con jugadores fuertes y peligrosos arriba como Aníbal Zurdo o Collantes.
     
    Pero el Mallorca se ve obligado a imponer su presunta superioridad. Tiene que ser fuerte en el centro del campo y rápido y letal en el contraataque. La defensa, tanto en hombres como conceptualmente, presenta lagunas e invita a la duda. Sin embargo hay lujos que ni la plantilla, ni la entidad, se pueden permitir. En Primera se pueden perdonar ciertos errores, pero en Segunda ya no.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook