Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 05
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El futuro, a noventa minutos

    Si el fútbol fuera predecible perdería gran parte de su atractivo. No es el juego en sí mismo lo que le convierte en un deporte de masas, sino la competitividad. Por eso los grandes forzaron el cambio de sistema de la Copa del Rey, en previsión de que no pudieran repetirse situaciones como la victoria del Toledo sobre el Real Madrid o el Novelda al eliminar al Barcelona. Si se organizara una Liga cerrada, según pregonan desde hace años profesionales como Benito Floro y otros, es decir sin descensos ni ascensos, disminuiría ostensiblemente la de por sí cada vez menor afluencia a los estadios.
    En pura hipótesis el campeonato en curso premia la regularidad y así es casi siempre, lo cual no impide que la suerte de los clubs no dependa ya de haber cumplido con sus expectativas durante meses, sino que un presupuesto de veinte o treinta millones de euros se ve sujeto a la relativa lotería de una última suerte, igual que la buena faena del torero depende del estoque.
    Las matemáticas nos señalan fielmente el cálculo de probabilidades de que uno u otro equipo se mantenga en la categoría, pero la estadística indica en cuántas ocasiones, anteriormente, se ha dado la combinación perdedora. Si la igualdad reinante en Segunda División ha propiciado una temporada menos que discreta, las irregularidades que se apuntan cada mes de junio, ya sea en forma de maletines o impulsadas por las noticias que se transmiten desde la radio, abonan el terreno de la especulación antes que el de la lógica, ya de por sí limitada.
    Es un error, por tanto, caer en la trampa del pronóstico, pero lo que queremos demostrar es que, sin esa posibilidad, la de hacer apuestas, alineaciones y profecías, la afición por el fútbol se vería muy dañada.
      Ocho equipos se juegan mañana su futuro, tal como coinciden en afirmar, pero ni ganando unos, ni perdiendo otros, el oráculo sería capaz de dictar una sentencia que no fuera casual.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook