Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 07
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El compromiso en fútbol es otra cosa

    Después de caer en la Copa del Rey a los pies del Alcorcón, Oltra advirtió de que “el carácter no se puede entrenar” y, estemos de acuerdo o no, que la plantilla del Mallorca acusa un grave defecto de personalidad se hace cada día más patente.

    En esta misma columna ya hemos expresado anteriormente nuestra preocupación por la corta relación contractual entre los jugadores y el club, aunque nos resistimos a dudar de la profesionalidad de un vestuario en entredicho.
    El difícil presente económico de las sociedades anónimas deportivas ha introducido en el fútbol la figura de inversionistas en capital humano, ha provocado la pérdida de patrimonio en la mayoría de ellas y obligado a muchas a competir con recursos cedidos o ajenos.

    Vivir de los traspasos, como ha ocurrido en Son Moix durante los últimos dieciséis años, exige volver la mirada hacia la cantera, donde medio apunte de promesa se convierte en diamante en bruto para intermediarios sin escrúpulos y cazadores de figuras ávidos de garantizar la rentabilidad de su tiempo.

    Hace años que, en medio de tal escenario, los clubs se llevan la peor parte, al tiempo que el espectáculo decrece y la competitividad mengua. Confeccionar una plantilla con futbolistas de la casa limita las posibilidades de concursar más arriba de un nivel medio bajo y a los que llegan de fuera circunstancial y puntualmente se les debería exigir compromiso, ya que su interés es escaso.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook