Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 15
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El arte de comunicar

    El pasado miércoles cumplió 70 años mi antiguo jefe y siempre maestro, José María García. ¡Cómo pasa el tiempo! Ha dejado escritas mil brillantes páginas de periodismo deportivo y tras ellas un montón de falseadores que no superarían un examen poco exigente de su contenido. Los actuales adalides anticorrupción en el deporte, otra lacra, deberían rebuscar en las bibliotecas su libro ‘La corrupción en el deporte español’ publicado en 1979. Y ha llovido bastante.

    No es que, desde su retirada, las noches de la radio hayan quedado huérfanas, sino algo mucho peor: mortalmente aburridas. Como él mismo dijo en su día: “Bienaventurados sean mis imitadores, porque de ellos serán mis defectos”.

    Me permito abusar de la oportunidad que me confiere esta columna para dedicar estos dos humildes párrafos en atención a los elogios que vertió sobre mí con motivo del trigésimo aniversario radiofónico de otro amigo y compañero, Paco García Caridad, y como felicitación por sus siete décadas de vida.

    Me aparto pues de consideraciones personales y si ayer escribí sobre Fernando Vázquez, hoy me toca Oltra. Un entrenador cercano, siempre dispuesto a atender a los medios de comunicación, a desplazarse dónde le citen y que no repara en intentar ofrecer toda clase de explicaciones. Otra cosa es que logre transmitir o comunicar lo que dice, sin duda una parte de sus defectos.

    Si sus comparecencias previas a los partidos resultan bastante inocuas, algunas de las posteriores devienen en preocupantes. No se puede firmar un empate antes de un encuentro, como dijo que habría hecho en Alicante, declararse satisfecho con el equipo después de ceder dos empates consecutivos en casa o declarar intrascendente una goleada, 2-4, tras la visita del Real Zaragoza.

    Creo que entrena bien y pide intensidad. Que tiene las ideas claras, aunque uno pueda no compartirlas pero, como les sucede a otros técnicos, no se muestra brillante en la lectura de las batallas que tanto cuesta ganar. Ofrece tantas dudas como el equipo si es que no las contagia.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook