Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 18
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dos equipos, dos clubes y dos espíritus

    Tiene el Deportivo mejores jugadores que el Mallorca y menos problemas institucionales? La respuesta es negativa y sin embargo es justo reconocer que tiene mejor equipo. El mérito se lo ha de irogar en gran parte Fernando Vázquez, un entrenador que se pasó seis años en el exilio, discutido en su propia tierra y que nunca había hecho realidad su sueño de sentarse en el banquillo de Riazor. Una espina clavada en su corazón, igual que la que permanece en su recuerdo cuando no renovó con el Mallorca pese a mantenerlo en Primera División en la temporada 1999-2000, en la que sustituyó a Mario Gómez en la cuarta jornada de Liga. El técnico de Castrofeito, aterrizado en Abegondo contra todo pronóstico y opinión, ha sabido sortear la crisis, todavía vigente, de un club en descomposición y unir a un vestuario sumido en el descenso y la duda. Ha blindado a sus jugadores ante influencias externas y caos interno. Un ejemplo de lo que aquí no consiguieron Laudrup, Caparrós, Oltra e incluso Carreras, excepción hecha de Gregorio Manzano, a quien faltaron fechas para alcanzar su objetivo.

    El partido del domingo, en horario otrora reservado al fútbol de base, no es solamente el choque del líder contra un candidato al descenso por real que sea la clasificación de ambos, sino el de la serenidad y el aplomo frente a la ausencia de valores y escrúpulos, la confrontación de una conciencia limpia contra la falta de principios y pensamiento. Y esto es lo que invita al pesimismo y carcome la fe de los mallorquinistas de bien, consideración no imputable a cuatro de los cinco que, representaciones aparte, tienen afónica voz y perverso voto en su consejo de administración.

    La afición tiene sobrados motivos para vestir de negro ante la premeditada alevosía directiva, pero quizás no haya llegado aún el momento de vestir de luto y permitir que la plantilla salga de rositas de una situación de la que, como mínimo, tiene una importante cuota de responsabilidad.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook