Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 31
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Donde manda marinero...

     En el Real Madrid el orden de los factores ha alterado el producto. Aparte de romper con la evidencia aritmética, es la única empresa del mundo en la que donde manda marinero, no lo hace el patrón.
      Cuando el plenipotenciario Mourinho decide sentar a Casillas para confiar en Adán, no esperaba la lesión del sucesor de Raúl en la simbología merengue y ha tenido que correr en busca de un portero para que su pulso no le dejara en ridículo. Así Diego López, suplente del Sevilla y por un coste muy por encima del precio de mercado de un guardameta, regresa a Madrid y le ponen a jugar nada menos que contra el Barça. El cancerbero, por supuesto, no tiene ninguna culpa, pero al ninguneado Florentino Pérez y su jefe los socios madridistas ya deberían haberles enviado a galeras.
       El Barcelona no suele perdonar ni en el partidillo de los jueves en la Masía. Mucho menos a su eterno rival y en su propia salsa. Sin embargo ayer le dejó vivo, como si le hubieran recomendado no dar mucho gas o con el pie en el freno en lugar del acelerador.
      Obsesionada la defensa blanca con Messi, se olvidaron de Pedro y Cesc que, en una noche más acertada, hubieran dejado la eliminatoria vista para sentencia. Varane, con un porte mucho más elegante y limpio que Pepe, se bastó para minimizar la prepotencia blaugrana y hasta se permitió firmar la prórroga de la semifinal.
      No fue, como pretenden algunos, un partidazo. Hubo más declaración de intenciones que realidades concretas. Uno amagó sin dar y el otro quiso y más bien no pudo. La serie continúa, pero será el 27 de febrero. Barça-Madrid, temporada tropecientas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook