Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 11
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dimisión o maniobra

     Como bien asegura el jefe de esta sección, Ricard Cabot, no puede extrañar a nadie que el Mallorca, ahora en serio trance de liquidación por derribo, desembocara en un concurso de acreedores. Sólo las indemnizaciones abonadas al ex director general Pedro Terrasa superan los cuatrocientos mil euros, en agradecimiento a poner un cero menos en la cláusula de rescisión del Chori Castro, pagar doscientos mil de ala a Esfinge 20 por un informe de jugadores argentinos y otros “errores” cometidos durante su etapa. Y eso, no lo olvidemos, pese a que su primera salida fue voluntaria. Uno de sus sucesores abandonó ayer, abrumado por el presidente in pectore y non potest,  como todo el mallorquinismo sin excepciones. Michael Blum, renunció a su carga y a su cargo tras haberse metido en el coleto setenta y dos billetes de color morado en tres meses a cambio, de no saber ni hacer nada de nada. Eso sí, continuará sentado en el Consejo por obra y gracia de su verdadero y único jefe, Utz Claassen, en comandita con el ínclito Terrasa, quien no opina sobre el presidente lo mismo que el cesante, a tenor de las iniciativas que les unen, como la de intentar cesar al director deportivo y algún contubernio más. Lo que no sorprenderá nada ni a nadie en el momento en que se produzca, es la mismísima desaparición del club. Ya he visto bastantes cosas en mi vida y espero poder contemplar y aprender bastantes más, sin embargo nunca me había tropezado con personas dispuestas a remar contra sus propios intereses y a envilecerse hasta extremos tan inverosímiles. Y eso que no trasciende ni la mitad o lo hace sesgadamente. Es más. Habrá que ver si se oculta alguna nueva maniobra tras la dimisión comunicada ayer. Por mucho que a Cerdá, los alemanes y el mallorquín se les haya visto el plumero, no cejarán en su empeño, ni satisfarán su vanidad y ansia viva de poder aunque para ello tengan que dar con los huesos del Mallorca en categoría regional y celebrar allí su centenario dentro de dos años.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook