Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 29
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Despropósitos por unanimidad

    Gabriel Cerdá, presidente del Mallorca por causas accidentales, aprovecha el escaso poder que tiene para mover los hilos que, bajo la intrigante connivencia de Pedro Terrasa y la interesada desidia de Utz Claassen, le permiten tensar aún más cuerda de la que el propio club es capaz de soportar. Después de cantar en Pollença al amparo del baile de Miquel Mesquida, todavía al frente de la Federació de Penyes y bajo la tutela de un mallorquinista equivocado como Joan Forteza, ha convocado para esta mañana un consejo de administración, de aniquilación ya lo llaman algunos, que debió haberse celebrado la pasada semana. Entre otros objetivos figura el de agotar la paciencia del director deportivo, Toni Prats, para forzar su dimisión y colocar en su lugar a su acólito, Jonathan Risueño, a quien ya quiso poner de largo irrumpiendo en un entrenamiento del primer equipo en la Ciudad Deportiva. Jamás un cinco por ciento dio tanto juego en una sociedad anónima, política aparte. Tales tejemanejes chocan con la petición de unidad de una plantilla que debería empezar por predicar con el ejemplo. Los jugadores y los técnicos, ambos con sus respectivos ayudantes, no mejoran el nivel de sus directivos, ni de los peñistas que, afortunadamente y aunque lo pretendan, no representan a una afición que, lamentablemente, se ha desentendido casi del todo del engaño de unos y otros.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook