Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 29
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Desde la planta innoble

    Lamentablemente la planta innoble de Son Moix se empeña en generar más noticias que las del propio equipo, aun reconociendo que este último da muy pocas. A falta de la nobleza que debería ser característica, activa el refranero e invita a reflexiones que enriquecen un debate evidentemente escandaloso, pero cada vez más necesario.
    Ya en su día el accionista alemán Utz Claassen soltó aquella famosa frase “quien es parte del problema, no puede ser parte de la solución”. Y la información publicada ayer en estas mismas páginas deja entrever que, como nos temíamos, problemas hay más de uno pero, en cambio, una única solución.

    El típico, pero no tópico, que señala la incuestionable verdad de que toda generalización acarrea injusticia, se desprende del concreto y eficaz comunicado emitido por el abogado, accionista y exsecretario del club, Miquel Coca, en contraposición al emitido en la página web oficial del Mallorca probablemente redactado o al menos dictado desde Madrid. La ventaja de la moderna tecnología y de internet es que uno puede encajar sin esfuerzo en el más amplio concepto de la externalización de un servicio. Tendremos que ponernos al día.

    Cuando a estas alturas de la película hablamos de incompetentes, deberíamos añadir nombre y apellidos, por muy claros que cualquier aficionado o ciudadano los tenga si no está condicionado por amistades, intereses o vínculos familiares, por lejanos que sean.

    La planta innoble del Iberostar Estadi se divide en dos alas, a derecha e izquierda como la vida misma. La primera se ha desplazado cada vez más hacia la ciudad deportiva de Son Bibiloni. La segunda, parcialmente externalizada, acoge toda la gestión administrativa, no deportiva. No será necesario preguntarle al señor Coca de cuál de ellas habla en su réplica.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook