Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 04
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Deportistas, personas y personajes

    “El fútbol de alto nivel se ha convertido en un negocio, además da popularidad y eso ha atraído a personajes poco cristalinos, gente que se aprovecha del balón para conseguir otros objetivos. El fútbol hoy está poblado de gente que lo envenena”. Lo ha dicho Damiano Tommassi, el presidente del sindicato de futbolistas italiano, o sea como el Rubiales del Calcio. Cuando un aficionado de buena voluntad no se explica ciertas cosas, como por ejemplo por qué un fabricante de ropa deportiva alega contra un convenio de acreedores un día antes de que venza el plazo para hacerlo y retira su recurso semanas después sirviéndose de la Justicia para rentabilizar su estrategia vergonzante, la denuncia del exfutbolista italiano resulta altamente ilustrativa.

    Después que cada cual ponga los nombres según su particular entorno y entendimiento. Hasta un niño se preguntaría por el repentino interés del consejero del Mallorca, Utz Claassen, en el llamado deporte rey. Fracasado en su intento de gobernar el club de su ciudad, el Hannover, el profesor aparece como por arte de magia en Mallorca con un repentino ‘amor’ por el club de sus desvaríos. Tanto interés no se justifica siquiera con una presunta y desmedida afición por el fútbol. Algo tendrá el agua cuando la bendicen y no es el alemán el único advenedizo que revolotea alrededor de los clubs, unos con más habilidad que otros. La lista es larga incluso sin abandonar la Isla porque, como recuerda Tommasi: “los futbolistas se rodean de personas de las que desconocen cuáles son sus intenciones”                                                                
    MIENTRAS HAY VIDA, HAY ESPERANZA; un tópico al que ha dado forma Dani, el jugador del Baleares que, con su gol en Lugo, sostiene en pie el horizonte blanquiazul, condicionado por su presidente al ascenso a Segunda. A punto de ser desenchufados de su balón de oxígeno, los de Siviero exhalaron un suspiro. El domingo tienen que marcar dos goles y no encajar ninguno. Difícil, pero no imposible. Es cuestión de ponerse a jugar en vez de imponerse presiones añadidas, sobrevaloraciones cualitativas y convertir el deporte en un espectáculo teatral. No se puede competir en un play-off como en la Liga ni impartir doctrina ante las cámaras de televisión o los micrófonos de la radio. Y no lo olvidemos, caer en la trampa de los sucesos extradeportivos registrados en los aledaños del Ángel Carro después de la derrota que desveló las carencias visitantes.

    SE HA JUGADO CON FUEGO en demasiadas direcciones. La amenaza latente de un fin precipitado del proyecto cuando ni siquiera ha tomado forma, la pésima gestión del asunto Lawal, motivo de burla en las redes sociales y la realidad de un equipo al que la facilidad con que conquistó el título se le ha rebotado como un boomerang. Fallan las ayudas defensivas tanto en las bandas como en el centro, donde Diop mantiene permanentemente descubierta su espalda y en ataque es exigible algún recurso más que el de la simple veteranía. Habrá que arreglar éstas y otras cosas para voltear la eliminatoria ante los de Quique Setién, que también ofrecen bastantes lagunas en la zaga.      

    JORGE LORENZO APUNTA AL MUNDIAL y a Honda. La prematura retirada de Stoner copa más titulares que los proporcionados por el propio desarrollo del campeonato. Y el palmesano abona la rumorología dejando en cada circuito impronta de su calidad y su carácter, ya que ambas cabalgan juntas. Algo parecido al buen arranque de Nadal en Roland Garros, donde el sufrimiento de Djokovic y Federer para lidiar sus compromisos contrastan con la soltura del de Manacor. Ayer cumplió años y lo hizo en París, una ciudad estupenda para cualquier celebración.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook