Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 08
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Del uno al nueve

    El fútbol es muy cruel. Ayer fue particularmente injusto con los artífices de su primera victoria en Liga, Miño y Gerard Moreno. El portero, que había evitado dos goles cantados en su portería, deslució su actuación en un error clamoroso que puso el resultado en peligro apenas a tres minutos de los noventa reglamentarios. El delantero, autor de los tantos de su equipo y trabajador incansable durante toda la tarde, falló el más fácil, sin portero y bajo los mismos palos que pudo ser el 3-0. A pesar de todo, ambos se pusieron el equipo a la espalda y dieron lustre al trabajo, aún muy mejorable, de sus compañeros que, eso sí, pusieron más intensidad y espíritu de lucha que en las primeras jornadas.

    El Mallorca tiene mucho tiempo para mejorar y Oltra muchísimo trabajo por delante. Ayer las circunstancias jugaron a su favor porque, lo que son las cosas, sus hombres ganaron en seguridad y juego a partir de la lesión de Miguel García que obligó a retrasar a Nsue a la posición de lateral derecho. El Mallorca ganó un zaguero y, con Aki, un carrilero voluntarioso. Quién sabe si una solución, como la de guardameta, para futuros compromisos. Aún así no mentiremos al afirmar que también se puede ganar sin jugar a fútbol, ya que perdió el equipo que más tuvo y mejor movió el balón si bien, todo tiene su explicación, careció de pegada en los metros finales. Realmente los locales dispararon entre los tres palos  cinco veces en todo el encuentro, pero el Alcorcón todavía menos que los mallorquinistas.

    Los tres puntos sirven para respirar, abandonar la cola y consolarse contemplando al Real Zaragoza, cuyas barbas no puso a remojar a pesar de ver afeitar las de los mallorquines. Pero, para seguir con el refranero,  mal de muchos es consuelo de tontos y este primer triunfo no debe servir para ocultar desajustes aún muy serios que se plasman en el miedo de un conjunto incapaz de matar el partido cuando ya ha noqueado a su rival. Algo que ya sucedió en pretemporada. También.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook