Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 18
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Del fiasco al milagro

    Hay sensibles diferencias entre un desacierto y una decepción. El fichaje de Íñigo Pérez, de titular a la grada después de bastantes jornadas en el banquillo, fue bien recibido por su procedencia de un clásico del fútbol español como el Athletic y por la confianza que el controvertido Marcelo Bielsa le concedió mientras fue entrenador en San Mamés.


    De los veintidós partidos en que intervino hace dos temporadas, catorce de ellos en la alineación inicial, pasó a cinco el año pasado, a consecuencia de una lesión que parece haber gravado su propia fe y autoestima. Era el hombre llamado a sustituir a Javi Márquez, pero ha resultado un fiasco que no desautoriza su fichaje, aunque desemboca en profunda desilusión.

    Miquel Olmo, un técnico modesto, fichado como ayudante de Salamero, fetiche del Girona y cesado en la Nova Creu Alta, se ha convertido en el hombre milagro del Sabadell. En el fútbol, como en la vida, la fortuna descubre personas y profesionales que pasan injustamente desapercibidos por falta de oportunidades no siempre ajenas a los mediocres. Dicen que, a base de trabajo, ha conseguido que los arlequinados muevan el balón de acuerdo con los cánones, un salto de calidad muy útil en Segunda División.


    El visitante de hoy en Son Moix ya no es aquel candidato al descenso que, aún así, goleó al Mallorca en el partido inaugural de la Liga, sino un tapado con el que nadie contaba y que se va acercando a las alturas desafiando al vértigo. Esperemos que no maree nuevamente a los de casa, que ya se desmayan solos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook