Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 08
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Del cielo a Madrid con escala en Palma

    Después de semanas de triunfalismos y falsos argumentos patrioteros, acrecentados hasta el agobio en los últimos días, el COI nos devolvió a la realidad. Hemos llegado a oír auténticas barbaridades como que “el proyecto Madrid 2020 es el mejor de cuantos se han presentado en la historia”, defendidas por gente que desconocía hasta las propuestas competidoras, por no hablar de las precedentes. Algunos, como Alejandro Blanco, lloraron como mujeres lo que no han sabido defender ni como hombres. Quien no es capaz siquiera de poner orden en sus competencias domésticas -dopaje, desigualdad, concursos de acreedores- no puede convencer a nadie de que posee el arte de la magia para reconvertirlo todo de la noche a la mañana. Más que decepción, lección para que el examen de conciencia y propósito de enmienda sustituyan a la prepotencia sin argumentos. No aprenden ni a la tercera.

    A LA CUARTA Sí llegó la victoria del Mallorca, que no debe alimentar más esperanzas de las que el discurso del equipo contiene. La afluencia de más espectadores de los esperados ha de servir como revulsivo para exigir más al equipo y a la organización, pues esta última deja incluso más que desear que el primero. La familia del exjugador fallecido, Salas, invitada al palco, se quedó de piedra ante el minuto de silencio anunciado en su memoria y no contemplado sobre el terreno de juego. A alguien se le olvidó informar al árbitro y al delegado visitante en tiempo y forma. Y esta vez no sirvió de nada recurrir a antiguos empleados del club para evitar el caos en el protocolo y aplicar el sentido común y la educación propios de cualquier anfitrión que se precie.

    NINGUNA REFLEXIÓN CAE EN SACO ROTO, lo malo es empecinarse en soluciones imposibles. La inventada por Caparrós y no continuada por Manzano, al colocar a Nsue como lateral derecho, le cayó a Oltra forzada. A lo mejor la búsqueda terminaba en casa y habría sido más acuciante salir en busca de un zurdo o un buen carrilero. Como sucede bastantes veces, el resultado ante el Alcorcón fue mejor que el juego. Pero no hay que tentar a la suerte. Gerard tuvo que ser sustituido mucho antes, igual que Alfaro, condenado a la ausencia en banda y, por añadidura, la derecha. El entrenador todavía no ha encontrado a su once, si es que tal alineación existe. No hablaremos de Víctor, ya que herimos su sensibilidad, pero sí nos atrevemos a resaltar que es preferible la ambición de triunfo de Miño a la experiencia de Aouate. Y no nos gusta individualizar.

    LA SEGUNDA ES LARGA, COMPLICADA y DIFÍCIL, los árbitros bastante malos por lo visto hasta la fecha y los nombres no impresionan a ningún rival. El Zaragoza ya está por debajo del Mallorca y el Deportivo, tercer viajero del descenso, repitió tropiezo en casa. Pero ni uno ni el otro son el espejo en el que mirarse, aunque sea para no reconocerse uno mismo tan feo como se veía. Los gallitos de la categoría son aquellos que han puesto callo en sus heridas y han comprendido dónde están, por modestos que parezcan. Hasta el Mirandés y la Ponferradina merecen un respeto. Decepción y desilusión empiezan y acaban con idénticas sílabas.    

    ALONSO SABE MUCHO de ambas cosas y también de sus antónimos. Su habilidad choca con la estrategia de su escudería, como la de Lorenzo con las limitaciones de su máquina. Quien no conoce límites es Rafel Nadal, cuyo cómodo cuadro en Flushing Meadows no le exime de vérselas con Djokovic en la final del US Open. No luchan por el ser el número uno, sino por no ser el dos. Ego contra espíritu, toda vez que el señorío y la técnica de Federer no tienen sucesor reconocido.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook