Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 22
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Del chiste a la tragicomedia

    Caiga el lector en cuenta de que la pasada semana escribíamos que un delantero “en el ocaso de su propia decadencia”, Braulio, se había mofado de los centrales del Mallorca, especialmente de Truyols. Hace tiempo que cada punta contrario se convierte en la estrella de su equipo cuando juega contra los defensores bermellones. Ayer fue Nino, junto con Cedrick, al que el Betis regalaba a quien lo quisiera, el héroe de una remontada sonrojante, que vuelve a dejar en evidencia la planificación llevada a cabo por Miguel Angel Nadal -¡cuidado, no tocar!- y culminada por Aouate, sin explicar por qué con el cuarto tope salarial más alto de la categoría se ha fichado con tal criterio, herr Claassen, y tan mal.

    DESE CUENTA EL AFICIONADO de que mientras Gulan se lleva todos los palos, con razón más que evidente, se hace el silencio sobre las tormentas que, una tras otra, se generan en la banda que debiera tapar Pau Cendrós, “el regreso más esperado” para disfrazar de mallorquininidad, -el mallorquinismo es otra cosa-, sus alarmantes carencias. Y así suma y sigue. Venimos reclamando hace tiempo la necesidad de contar con un portero, un lateral zurdo, un centrocampista y un delantero centro. Cubierto este último puesto, habría que incorporar a la lista un nuevo defensa central y un lateral derecho porque, créanlo, con el cuarteto actual el camino que conduce a Segunda B se convierte en autopista. Gulan no es zaguero y Agus, con sus compañeros de línea, conforma un coro digno de la Traviata, al que Cabrero y Miño imprimen carácter.


    A PESAR DE LAS POCAS JORNADAS TRANSCURRIDAS es preciso dar la voz de alarma, aunque la planta innoble de Son Moix permanezca insonorizada. Nos preguntamos quién asesoró al director deportivo, todavía con nómina millonaria, de la misma manera que ha aconsejado al mánager general, que al menos no cobra. El primero no conocía ni al Tato, el del Zaragoza, al mejor estilo del presidente que avaló tanto su nombramiento como su postración. Karpin tampoco ha sabido elegir a sus consejeros. Sólo alguna lesión o golpe justificaría la sustitución de Martí por Bustos, otro fenómeno en la agenda del manacorí, con el marcador aun a favor. Se marchó el veterano y los locales tardaron dos minutos en poner tablas y otros veinte para humillar, sino ridiculizar, a los discípulos del ruso que, con el anfitrión noqueado, no supo rearmar a los suyos para administrar y asentar un resultado impensable. En su descargo cabe añadir que las opciones de mejorar a los habitualmente titulares tampoco facilitan la decisión.

    NO PODÍAMOS IMAGINAR QUE se iba a echar de menos a Kevin. Pero es que también notamos la ausencia de Nunes, Ximo, Alex Moreno y hasta Nsue. Todo por obra y gracia del triunvirato Cerdá-Terrasa-Claassen, responsables de ningunear a Olaizola, para forzar un ‘lavado de imagen’, cuyas consecuencias devienen en nefastas; sin embargo hasta Ratinho y Ogunjimi fueron mejores inversiones que las de este verano. Seguramente en previsión de que, en categoría inferior, sus prestaciones se adaptarían con mayor eficacia.    

    EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN YA TIENE BASTANTE con preocuparse de cómo obtener un mayor incremento de la inversión particular de cada uno como para estar pendiente de lo que hace el equipo que han propiciado y cuál sea el futuro del club. Les importa un rábano. Siete meses después del abandono de Serra, por mucho que haya quien quiera ver su fantasma en todas partes, el Mallorca se desliza por la pendiente de su liquidación y lo único que interesa a sus accionistas, plusvalía aparte, es que la mierda, con perdón, salpique a otros. Cómico, de no ser tan trágico.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook