Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 17
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Declaración de intenciones

    Aouate no ha perdido el tiempo y ha mostrado tanto su predisposición como sus intenciones. La imagen del todavía presidente Cerdá chirría en la presentación de dos nuevos jugadores como producto de las rápidas gestiones del israelí, que no deberían dejar lugar a dudas respecto a la seriedad de su oferta ni, por lo que se ve, al papel de Miguel Angel Nadal, de puente en sus cuarteles generales de Manacor. Si el proceso de compraventa se agiliza en la misma medida con la que se trabaja ahora mismo en Son Moix, donde, a diferencia de la Liga de Fútbol Profesional y la Federación Española, no hay días festivos, la pesadilla que el mallorquinismo lleva soportando debido a a los accionistas del club habrá terminado. Eso sí, siempre que los intrigantes, litigantes y manipuladores desaparezcan igualmente y en el menor lapsus de tiempo posible, algo que realmente nos sorprendería dada su probada estrategia de acoso. Llama la atención que unos tipos que representan la etapa más negra de la SAD y que confiesan una situación económica apocalíptica, superior a sus posibilidades, se aferren tan insidiosamente a sus posiciones. Pero, en fin. Hablemos de fútbol porque aún con los últimos fichajes, la plantilla se perfila descompensada. Es pronto para opinar con fundamento, pero en un primer y somero repaso, hacen falta dos delanteros, un lateral zurdo y un portero, en este caso a la espera de la recuperación de Miño, a quien el nuevo mánager general y plenipotenciario conoce bien.
     
    El mercado de futbolistas no ha cambiado sustancialmente. Fichar a golpe de talonario no es más ni menos complicado que hacerlo sin coste alguno. Incluso es más sencillo conseguir jugadores con la carta de libertad o cedidos porque, entre otros argumentos, el riesgo es menor. Así que, por mucho que nos empeñemos, aún no ha llegado el momento de valorar ni a los nuevos, ni al equipo. Eso sí, el impresentable aplazamiento del inicio de la Liga aumenta el margen de actuación.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook