Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 12
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Decepción sin sorpresa

     Es de neófito futbolístico y ventajista, loar o criticar el fichaje de un futbolista a partir de su rendimiento contrastado. En el momento de analizar primero y valorar después el trabajo de cualquier dirección deportiva, es preciso conocer el funcionamiento del mercado y los agentes externos que condicionan el comportamiento de los jugadores. Valga como ejemplo la contratación del Chori Castro por el Mallorca, redescubierto después de una primera temporada en la que participó en solo nueve partidos de Liga, ninguno de Copa, y severamente criticado. Hoy día las antiguamente llamadas secretarías técnicas, cuentan con sofisticados recursos tecnológicos (programas informáticos) y humanos (ojeadores) pese a los cuales se equivocan al punto de considerar un gran profesional a aquel que acierta en la mitad de las operaciones. Podríamos hablar del caso Neymar y si su fichaje por el Barcelona, denuncias fiscales aparte, era lo mejor para el club o no. Sin embargo es indiscutible la calidad del brasileño independientemente de que su estilo y características encajen dentro de la filosofía y el vestuario blaugrana. Por lo que nos resulta más próximo y, en consecuencia, ocupa y preocupa, nadie puso en duda en el mes de enero las incorporaciones de Iriney, Generelo y Cadamuro que, sin excepciones, eran favorablemente acogidos. Pues ahora ocurre que el primero no jugará hasta el mes de abril y el tercero no ofrece las garantías que de él se esperaban. Lo fácil, en este sentido, es apostar por las cartas vistas, pero en este deporte, por mucho que uno crea saberlo todo, pierdes cuando menos te lo esperas y sin saber exactamente por qué. Particularmente soy el primer  decepcionado por las dos últimas actuaciones del argelino y, sin embargo, no estoy sorprendido.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook