Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 16
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De Paul Davidson a Utz Claassen

    El fontanero, al menos era más simpático, se paseaba tranquilamente por el puerto de Andratx sin guardaespaldas, entre gin tonic y gin tonic, no había hundido en la miseria a dos equipos de fútbol en su país y, a diferencia del alemán, Davidson no prometía mucho más que poner el nombre del Mallorca en las tuberías que, según él, vendía a los árabes.

    Pero puesto a ponerse una sábana por encima de la cabeza y ahora que estamos en Semana Santa, la antepenúltima, porque siempre habrá una o dos más como mínimo, fantasmada de Claassen no tiene parangón. 

    Se supone que si ofrece un euro por las acciones de los demás, las de Pedro Terrasa y las suyas valen exactamente lo mismo y, por tanto, la contraoferta es tácita y automática. 

    No hay mayor ignorante  que quien ignora su propia ignorancia. Pretender que las amenazas de un ERE a final de temporada o la manifestación pública de que al 30 de junio pueden faltar cinco millones no alcanzan al vestuario prueba el desconocimiento mayúsculo o quizás algo peor. Pero creer que la estrategia para derrocar a Serra Ferrer pasa por este tipo de actuaciones sin que sea percibida por la afición en particular y la sociedad en general, raya la ceguera más absoluta.

    El pobler se ha equivocado en algunas cosas, sin duda, aunque menos de las que se le imputan maliciosamente, pero el mallorquinismo ya no le ve como el único culpable de todo este disparate, sino todo lo contrario. Cada paso que, con inusitada osadía, dan Cerdà, Claassen y Terrasa les coloca a los pies de los mismos caballos y su esperanza de presentar una cabeza de turco hace tiempo que se ha ido al garete.

    El clamor popular hoy no es que se vaya uno, probablemente quien menos tendría que hacerlo, sino que se vayan todos y, a ser posible, sin dejar rastro de su lamentable paso por el club.

    Es más, la falta de intensidad de los futbolistas no es sino el reflejo de lo que a los mismísimos profesionales les causa ver a estos personajes en los medios de comunicación o pululando por las instalaciones cual reyezuelos sin cetro ni corona.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook