Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 12
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De parto

    Nueve meses ha tardado el Mallorca en alumbrar una victoria en campo ajeno. Hay que remontarse al mes de marzo para recordar el precedente, el día en que debutó Aki prometiendo más de lo que ha dado y Tejera, ahora sin energía, iluminó una remontada que salvaría el descenso. Ha sido un parto doloroso, pero el bebé ha llegado finalmente con un pan bajo el brazo,  ya que pasado mañana se ha de suscribir el convenio que pone fin a la primera fase del concurso de acreedores. Celebrarlo con tres puntos que aúpan al equipo hasta el ecuador de la tabla, por corta que sea la distancia que le separa de la cola,  nos rescata de sinsabores pasados e invita a atisbar el futuro con mejor cara y un moderado y prudente optimismo.  

    EL ZARAGOZA FUE EL RIVAL IDÓNEO  en un escenario enrarecido. No creamos que los de Caparrós desplegaron un juego espectacular o destaparon el tarro de unas esencias que no poseen, pero sí demostraron que hay equipos peores y con que tropiece con tres de ellos ya es suficiente. Si semanas atrás horrorizó el Racing, será suficiente añadir que el conjunto que dirige Aguirre empeora sus argumentos. Con una defensa insegura y mal colocada, un centro del campo sin inspiración creativa y un ataque minimizado en la solitaria figura de Postiga, facilitó el trabajo de la zaga visitante sin ensanchar en ningún momento el terreno, cedió el control, ritmo y temperatura del lance y otorgó ocasiones que un invitado de más postín hubiera aprovechado para sentenciar mucho antes de apurar el reloj.                                                            
    LOS MALLORQUINES EXHIBIERON ASPECTOS POSITIVOS sin tirar cohetes, se notó la aportación de Castro, ayer de falso delantero centro en la mayor parte del encuentro. Su intercambio con Víctor y Álvaro, muy trabajador y peligroso, descolocó en bastantes oportunidades a la retaguardia aragonesa, aunque salvo un disparo del más joven al travesaño faltara finalizar con mayor acierto.

    El EMPUJÓN DE LOS DESESPERADOS convertía la opción de puntuar en imperiosa necesidad. Desde el Mallorca, en mitad de la tabla, al primer equipo en descenso, el Sporting, hay tres puntos. Una jornada remite a cualquiera al pozo o le aleja de él. Y entre un extremo y otro se debaten diez contendientes igual de limitados, con defectos muy parecidos y condenados a padecer. Mal de muchos, ya se sabe, consuelo de tontos. Por eso la satisfacción del resultado obtenido en La Romareda no puede inducirnos a olvidar los males que aquejan al enfermo. Anoche la representación tuvo un final feliz, pero hay que seguir mejorando sopena de que, más adelante, haya que reconocer que sólo fue el sueño de una fría tarde a las faldas del Moncayo. 

    LA LIGA SE DIVIDE EN TRES, con permiso del Levante y Osasuna que han rebasado sus fronteras previo pasaporte expedido por Valencia, Sevilla y Málaga, más facilones de lo que el coste de sus plantillas debería permitir. Del Atlético, mejor no hablar y el Athletic de Bielsa tampoco deslumbra, por lo que vimos en Palma, en la medida que algunos pretendían. Curiosamente el Real Madrid puede ganar la Liga  siendo peor que el Barcelona pero, mientras los colores blaugrana sean una obsesión sufrirán hasta que se despejen la mente. El sábado las rutilantes estrellas merengues fueron literalmente humilladas por un rival incapaz de perder la compostura. El técnico al que Florentino Pérez entregó las llaves del club se empeña en desbrozar el jardín enemigo en lugar de sembrar y hacer florecer el suyo. Guardiola hace tiempo que dio a luz un proyecto sólido y estable. Mourinho aún sigue gestando el suyo y no le han bastado bastantes más de nueve meses.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook