Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 21
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De fichajes fallidos

    La lista de fichajes fallidos del Mallorca a lo largo de su historia sería interminable desde los tiempos de Jaume Roselló a los de Martí Asensio, pasando por Miquel Contestí o quien ustedes quieran. Por referirnos sólo a los más recientes, en atención a la memoria de nuestros lectores más jóvenes, citemos a Quinteros, Serrizuela, ‘Chupa’ López, Paco Sanz, Callejón II, Corrales, Yordi, Felpeto, Pineda, Potenza etc, ninguno de los cuales desvirtúa el trabajo de Pep Bonet o Nando Pons que, sin duda, acertaron en el cincuenta por ciento de sus operaciones.
    Considerar un fracaso las incorporaciones de Zuiverloon, Alfaro y Ogunjimi porque no son alineados es un un argumento muy pobre, fácil, rastrero e injusto si a través del mismo se pretende criticar la gestión actual del club. Primero porque en el otro fiel de la balanza podemos situar a Chico, Tissone y Hemed, o incluso a Calatayud, que mejora sensiblemente a Lux, suplente con el Deportivo en Segunda División. En segundo lugar, un somero repaso a las transferencias efectuadas en otros lares, tira por tierra un razonamiento tan vacío. ¿Qué habría que decir del Real Madrid por la compra de Sahin y Altintop, del Barça por Chigrynsky o, en tiempos del mismísimo, mítico e intocable Cruyff, los Romerito o Lucendo?

    Ahora recorramos el camino inverso. ¿Cómo explicaríamos en Newcastle la inversión de mil millones de pesetas para hacerse con el  defensa central del Mallorca Marcelino? ¿Y la del Glasgow en Amato?  O, sin ir más lejos ¿qué deben estar pensando en Villarreal después de haber satisfecho ocho millones por De Guzmán? Bueno, pues no creamos que tal decisión empaña el trabajo de Llaneza, Roig y quienes han estado al frente del Submarino estos últimos años. Los ejemplos son interminables, pero una observación mínimamente seria de los movimientos del mercado futbolístico indica estadísticamente que si la dirección deportiva de cualquier club no se equivoca en más de la mitad de sus diligencias merece la felicitación de sus superiores y, en modo alguno, la crítica.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook