Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 23
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Culpa y responsabilidad

    El mallorquinismo tiene motivos sobrados para seguir de luto. Los accionistas y consejeros del club empeoran día tras día la ya de por sí lamentable temporada protagonizada por los futbolistas y dos de sus entrenadores. Estos han estado a punto de descender a Segunda B, pero quienes toman las decisiones no pueden dirigir ni a un club de tercera regional. Para ellos la guerra por el poder o el control, como se le quiera llamar, justifica todos los medios. La palabra empeñada ayer, no vale nada hoy y mucho menos mañana. No se dan cuenta de que al no fiarse unos de los otros, con razón más que sobrada, la afición recela de todos. Representan sus títulos de propiedad, por supuesto, pero la opinión pública no les considera gestores, ni siquiera dueños, sino simples usurpadores.

    EL PRIMER ESCOLLO AL QUE SE ENFRENTA NADAL no es sólo haberse prestado a ser utilizado en medio de esta guerra, sino al hecho de que su fichaje se quiera vender como una derrota de Serra Ferrer, a quien en primera instancia debe lo que ha sido en el fútbol, en lugar de presentarlo como una solución estable al vacío generado en la dirección. En definitiva no se trata de una maniobra en beneficio del club, sino el uso de un nombre y una imagen como arma, una más. No deja de resultar curioso que el consejo que hace dos semanas era un manicomio, según Utz Claassen, de repente se haya quedado sin locos y que las telerañas que iban a adornar su tesorería dentro de una semana, hayan desaparecido como por arte de magia.


    Y NO ES QUE EL MÁXIMO ACCIONISTA NO HAYA COMETIDO ERRORES, por supuesto que sí. Los correspondientes al área deportiva son discutibles por mal que hayan salido algunas operaciones compensadas por la eficacia de otras, como los ingresos generados por los traspasos de Ramis, De Guzmán o Gio. Pero la cesión infantil a Gabriel Cerdá del porcentaje que le ha permitido ejercer su vergonzante papel de bisagra, la firma ingenua del pacto de sindicación que dilucidan los Tribunales, consentir el cese de Coca y de Cladera y no informarse del gusto por el litigio del alemán sin investigar sus penosas gestiones como patrocinador del Karslruhe y efímero presidente del Hannover, suman un rosario de equivocaciones que, sin embargo, no empequeñecen su dedicación sin percibir un solo euro en cuatro años, algo de lo que no pueden presumir ni Terrasa, ni Blum ni, por delegación, el propio Claassen, todos ellos mallorquinistas de boca y poco más.
      
    LA CASI SEGURA RENUNCIA DE AOUATE a la adquisición del cinco por ciento en poder del presidente, evitarán una injusticia mayor: que el directivo más odiado de la casi centenaria historia de la entidad vea su nefasto proceder premiado con la friolera de tres millones de euros. El desarrollo de los posteriores acontecimientos contribuirá a desvelar si en el fragor de la batalla se nos han escapado datos reveladores de nuevos pactos antinatura, imposibles entre gentes de honor, una virtud en desuso si es que alguna vez existió. Desconocida, en cualquier caso, en todos los rincones de la planta innoble de Son Moix que uno pueda escudriñar.

    ESPAÑA SE DESPIDE DE BRASIL donde no ha cumplido la menor de sus expectativas. También allí se ha confundido la culpa con la responsabilidad. La primera es de los seleccionados, pero la segunda la deben asumir y compartir Del Bosque y la Federación. El salmantino ha priorizado sentimientos respecto a argumentos y ha cedido a presiones. Sin embargo, el equipo ejecutivo de Villar ha fracasado en la preparación de un Mundial que era casi imposible ganar, cierto, pero que nunca se debió perder de esta manera.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook