Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 10
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Copa no, sino supervivencia

    Comprenderá el lector que, en las actuales circunstancias, la Copa del Rey nos dé exactamente igual. En cambio nos preocupa mucho la situación socioeconómica del club que este grupo de accionistas desaprensivos parece tomarse a broma, sin considerar siquiera que están acabando con la única institución balear capaz de reunir alguna vez alrededor de veinte mil voluntades.

    Estos desahogados cuyo único interés es el de obtener el mayor beneficio posible, tanto en dinero como en notoriedad, han conducido al Mallorca al borde de su liquidación sin necesidad de que la pidiera Gregorio Manzano por obra y gracia de Mateo Alemany.

    El grupo de prepotentes que aún se sienta en el consejo de administración del Real Mallorca SAD debería explicar por qué aprueba, a las puertas de una irremediable ampliación de capital, sueldos millonarios y hace tres meses cede a la pretensión de un director deportivo inexperto, Miquel Àngel Nadal, adjudicándole un contrato de ciento veinte mil euros anuales.

    La culpa no es, obviamente, del exfutbolista de Manacor, aunque hubiera que matizar la idea de mallorquinismo que algunos tienen.

    El egocentrismo de toda esta patrulla alcanza niveles insospechados. Que un presidente que invirtió apenas doscientos mil euros, parte de los cuales le tuvieron que ser presuntamente reclamados notarialmente, se permita la desvergüenza de exigir no se sabe qué garantías ni avales para trincar tres millones, pasa de castaño oscuro cuando de lo que estamos hablando es lisa y llanamente de supervivencia. Y conste que lo dice quien ha sido testigo de las páginas más negras de la dudosamente centenaria historia de este club que un día fue señorial.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook