Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 15
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Con sabor a derrota

    Convencer a quienes no hayan visto el partido que ayer disputó el Mallorca, de que un empate en campo ajeno es un mal resultado, puede poner en solfa tu credibilidad. Sin embargo, lo fue si tenemos en cuenta que a once minutos de los noventa, la renta visitante, 0-2, debió ser definitiva por injusta que pareciera y, sobre todo, porque no se puede ganar un partido sin dar tres pases seguidos y agazapado desordenadamente en tu cueva a la espera de que el tiempo transcurra sin contratiempos. Habrá quien quiera entender que un punto  ha sacado al equipo de la zona de descenso -¡menuda aspiración a estas alturas!- pero la realidad es que la imagen del grupo no mejoró ni un ápice y se repitió el guión frente al Alcorcón, con la única salvedad de que a los madrileños les faltó algún minuto más.

    PUEDE QUE OLTRA HAYA SALVADO SU CUELLO,  al menos una semana más, pero desde luego no ha mejorado su crédito. La elocuente demostración de su inseguridad radica en el fracaso de su ideario pues, amante del toque y del ataque, no ha logrado que sus jugadores sean capaces de hilvanar apenas una o dos jugadas por jornada y que aguanten la posesión más de quince segundos. Si a ello unimos que la zaga no ataja sus numerosas vías de agua ni siquiera acumulando efectivos atrás, coincidiremos en que su trabajo no se nota. No hay bloque, ni patrón de juego. La hipotética victoria, solamente habría servido para enmascarar la escasa dimensión de un cuadro que, después de sólo cinco citas, ya tiene su objetivo a siete y ocho puntos.
    EL HÉRCULES DIO FACILIDADES, que nadie aprovechó. Con dos centrales de chiste y una defensa adelantada, su rival no se desplegó en velocidad, apenas se aproximó al área local y el portero, Falcón, sólo intervino para sacar el balón del fondo de su meta en los dos únicos remates practicados por los rojillos. Luego, cuando el marcador podría haber sido definitivo, Oltra jugó mal sus cartas y, lo más grave, dejó de ver las del contrario. Pasó por alto el agotamiento de Moreno, con Geijo en el banquillo, puso en juego a un voluntarioso aunque inexperto Álex Moreno y, con la entrada de Font, el Hércules se enseñoreó fácilmente del centro del campo y fió a su empuje la suerte que no se le negó. En resumen, el ‘míster’ tiró de juventud cuando necesitaba experiencia y al revés. Todo un contrasentido.

    EL BALEARES APRENDE RÁPIDO Entrenador vecino, jugadores de casa y, por encima de todo solidaridad, trabajo e ilusión. Entrenamientos semiprofesionales, por la tarde, pero firmeza y unidad de vestuario. El objetivo, modesto. Ya se cambiará sobre la marcha si procede. Una lección impartida en contraposición al mal uso del talonario. Nico López ha hecho uso de su libro de estilo, una guía fundamental para cualquier equipo que se precie y que, incluso los grandes, a veces rechazan o no se estudian. Ahora mismo reina más ilusión en Magaluf que en Son Moix y, por odiosas que resulten las comparaciones, es la fe la que mueve montañas y no el escudo o el nombre.     

    QUE SE LO PREGUNTEN A LORENZO por si alguien no lo cree. Tiene el mundial de Moto GP a larga distancia, a Marc Márquez pegado a la corta en cada carrera, pero el mallorquín no cede. Algo tiene en sus genes, pero también en su cabeza, cuando Yamaha, que se sabe superada por las Honda, medita prolongar su contrato más allá del 2015 para no quedarse sin piloto y sin emblema. Con deportistas como éste cada Gran Premio es un espectáculo, como lo fue ayer desde su salida hasta la meta que cruzó tres segundos antes que sus perseguidores, y por definidas que parezcan las posiciones, siempre cabe esperar cualquier cosa.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook