Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 08
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Baile de entrenadores

    A lo largo de mi trayectoria profesional he conocido casi a un centenar de entrenadores a quienes, en general, siempre he defendido de la voracidad de los dirigentes. Su espectro es amplio, desde los más humildes hasta aquellos prepotentes y convencidos de ser los únicos entendidos de fútbol en todo el planeta. Siempre me he decantado por los que compartían y transmitían sus conocimientos, en contra de los que pretendían impartir cátedra. Algún día daré a conocer mi ránking particular, que va desde Manzano a José Luis Saso, por citar en orden cronológico al último y el primero.


    De todos y cada uno te sueles quedar con algo y nunca hay que perder la capacidad de sorprenderse. Por ejemplo, Miquel Soler; el ‘Nano’ constituye el primer ejemplo de un técnico que advierte su disconformidad con la plantilla que va a dirigir y no renuncia al cargo antes de afrontar su trabajo con el convencimiento de fracasar. Lo lógico habría sido dimitir ipso facto y no aguardar al término de la campaña para hacer público lo sucedido nueve meses antes. Actitud irregular en quien fue un extraordinario profesional como jugador y me sigue pareciendo una magnífica persona.

    Personalmente y hecha esta precisión, no conozco a Paco Herrera, del que me han hablado muy bien en todos los aspectos empezando por el humano, ni a José Luis Oltra, especialista en ascensos por lo que al Tenerife y Deportivo se refiere, aunque también ha saboreado la amargura de la destitución cuando los resultados no acompañan. Es la cruz de los técnicos en casi todas las ligas, excepción hecha de la Premier donde se entremezcla el concepto de mánager y responde a otra mentalidad. Lo que importa, no obstante, es que Serra Ferrer, que ha sido uno de los buenos del Mallorca, mantiene su apuesta por la experiencia y trata de evitar riesgos hasta donde es posible en la intrincada selva balompédica.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook