Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 08
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aterrizaje forzoso

    ¡Vaya semanita la de los árbitros!. El recital empezó con Paradas Romero el pasado lunes en el Coliseum Alfonso Pérez y le han seguido Muñiz Fernández al regalar otros otros tres puntos al Getafe en Zaragoza, Fernández Borbalán, que birló al Espanyol la victoria en Valladolid y Hernández Hernández, el canario recién ascendido que ayer encarriló el triunfo del Granada en Son Moix al señalar penalti a su favor en una falta cometida fuera del área. Es la consecuencia, una semana más, de un sistema corrupto por el que en Primera División no pitan los mejores, ni mucho menos y permite que el dineral que invierten los clubs de fútbol dependa de un colectivo de jueces que conocen el reglamento, pero ni lo entienden, ni saben aplicarlo.   

    HAY DÍAS EN QUE UNO SE PREGUNTA por y para qué se ha levantado. La desgracia se ha cebado en el Mallorca que si entre semana perdía a Nunes y Antonio López, tras la sensible baja de Javi Márquez, abría la puerta de la enfermería a Joao cuando algunos espectadores aún engullían la última cucharada de la paella dominical. No mereció ganar, pero tampoco perder. Sin jugar bien, especialmente al perder el control del centro del campo desde la entrada de Martí, tuvo más y mejores oportunidades que su enemigo. Fueron dos goles encajados a partir de sendos saques de esquina mal ejecutados por el capitán que favorecieron la contra visitante, la primera de ellas cortada a destiempo por Nsue, que tuvo mucho terreno para no apurar el derribo al delantero y provocar el error arbitral.


    EL SÍNDROME DE JUGAR CON DIEZ afectó al equipo seis días antes y ayer se repitió la historia pese a que los de Anquela también se quedaron con uno menos sólo diez minutos más tarde. Lejos de mantaner la calma, Caparrós y sus pupilos, cavaron su propia fosa a base de precipitación, nerviosismo y desacierto. Muchos no querían asumir la responsabilidad de jugar la pelota, otros, como Pereira, no fueron capaces de dar un pase en todo el partido; Víctor, que intentó muchas cosas, se diluyó en prácticas imprecisas y solamente Hemed estuvo en la boca del gol que, aunque inútilmente, llegó a marcar. Alfaro rubricó la decepción permanente y con la poca pólvora que quedaba en el banquillo poco más se podía cambiar para torcer el rumbo del destino.

    CON TODO LO QUE HA HABIDO en un montón de campos, el árbitro que centrará todas las discusiones será el del Camp Nou. ¡Faltaría más!. Que si penalti de Mascherano a Ozil, de Pepe a Iniesta o aquella falta de Khedira en la acción que da origen al empate merengue. Mientras los modestos sufren la tiranía arbitral, Barça y Madrid se divierten. Los de Mourinho pudieron despegar en la primera parte, en la que fallaron claras oportunidades. Luego fue el Barça el que se hizo merecedor al triunfo, pero el empate le favorece. Ha liquidado el primer Clásico del campeonato y mantiene una ventaja de ocho puntos. 

    EL SEGUNDO PARÓN NO VA A DAR PARA MUCHO. Sin la misma tripulación que en agosto, el Mallorca ha tenido que pedir aterrizaje forzoso para pisar tierra firme y enfrentarse a la realidad. Tiene aún algo de combustible en la reserva, donde Dos Santos alimenta expectativas, pero puede tener problemas en la línea media si a Martí le pesan los años y Pereira no está ni sabemos si se le espera. El míster no logró transmitir la intensidad exigible a unos jugadores que, sin ella, coquetean con la vulgaridad. Ver cómo corren las grandes estrellas debería ilustrar a aquellos futbolistas que están por llegar, pero los hay convencidos de que la diferencia es su habilidad. Se equivocan. Estos también tendrán que aterrizar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook