Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 19
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Arrimar el hombro sin tirar la toalla

    Sin apenas excepciones, el fútbol balear vive su crisis más importante en muchos años. Si en junio del 2012 celebrábamos el ascenso de dos equipos a Segunda B, –sin considerar un fracaso el fallido intento del At.Baleares en su asalto a una categoría superior–, la presente mediocridad de los blanquiazules, los escasos recursos económicos del Binissalem y el Constancia, unidos al fiasco del Mallorca y su filial, dibujan una preocupante realidad tan solo ocho meses después. No es fácil de entender que, con mejor plantilla que el año pasado, Caparrós haya dejado una herencia casi imposible de sacar a flote. Mucho menos que, en el Estadio Balear, se haya cambiado de proyecto hasta en tres ocasiones, sin acertar en ninguna de ellas y el equipo de Pep Sansó se encuentre hoy a la misma distancia del descenso que del play-off. Las bajas del filial mallorquinista no justifican el pésimo papel del conjunto que entrena Miquel Soler. Ninguno de los ausentes ha triunfado en sus nuevos destinos, como tampoco cualquier otro futbolista de cuya juventud e implicación cabía esperar una mayor aportación, cuando menos anímica.



    El análisis puede partir de la excepción en cuanto a los modestos de nuestra part forana. Tanto el Binissalem como el Constancia han de interpretar como una fiesta su paso por la categoría, quitándose la presión del resultado y su propia situación en la tabla, tal y como ya tuvo que afrontarlo el Manacor en su momento. No obstante, se impone una reflexión para todos que, de momento, aún pasa por arrimar el hombro sin arrojar la toalla.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook