Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 25
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Apretar qué?

    El fútbol es cruel con los que alguna vez han estado encima de un pedestal. La pasada temporada Joaquín Caparrós fue ensalzado por muchos que veían en él a una especie de Mesías. No lo era. Ni siquiera ha inventado nada en el fútbol que no existiera antes. Su mérito fue recomponer a un equipo quebradizo con un discurso pasado de moda pero estimulante, de los que apelan a conceptos como el orgullo, la dignidad y el pundonor. Convenció a sus futbolistas de que podían derribar cualquier muro y les condujo a la pelea por Europa. Pero estos dos últimos meses han desnudado a Caparrós. El utrerano transmite energía, pero eso ya no basta con algunos jugadores que parecen hartos de tanta testosterona. Y en cuanto a conceptos futbolísticos, tácticas o estrategias, pues nada nuevo bajo el sol. Ahí Caparrós es como la mayoría, con sus grandezas y sus miserias.

    El pecado de especular


    Los futbolistas –no todos, pero sí un número importante de ellos–, se han dejado llevar. Lo hicieron bajo la batuta de Michael Laudrup, un entrenador que contagiaba pereza. Y lo han vuelto a hacer con un técnico que transmite justamente lo contrario. Hace dos meses que el Mallorca se desliza por una peligrosa pendiente que le conduce a los puestos de descenso y la única arma que parece tener Caparrós para detener la hemorragia es un concepto que, de tan repetido por el entrenador, ha perdido casi todo su sentido: apretar. El utrerano se agarra a ella como a un clavo ardiendo mientras en los partidos como el de Vallecas especula con el marcador sin disimulo. La clasificación, amigo.

    Indolentes, mediocres y fiascos


    El Mallorca atraviesa por una grave crisis deportiva y no se puede indultar a los futbolistas. Los que se han dejado llevar y los que no dan el nivel explican que el equipo solo haya sumado uno de los últimos 24 puntos en juego. Algunos de los refuerzos, además, no están dando resultado. Ahí está por ejemplo Andreu Fontàs, que amenaza con acabar siendo un fiasco muy caro. Afortunadamente la enfermería se vacía y seguro que frente al Zaragoza Nunes y Javi Márquez le darán otro aire al equipo. Claro que no se les puede dar toda la responsabilidad de levantar esto.



    Jorge Lorenzo recupera a Héctor Martín


    Jorge Lorenzo ha recuperado para la próxima temporada a Héctor Martín, el jefe de prensa que le había acompañado desde hacía muchos años y que este año había trabajado para Marc Márquez. El mallorquín siempre ha sido percibido por el público como un piloto algo frío y distante, una percepción que se ha acentuado la temporada en la que ha ganado su segundo título de MotoGP. Lorenzo quiere corregir esa impresión y volver a la época en la que estaba con un Martín que siempre se esforzó por hacer más cercano al piloto.

    Lobato, Alonso y la humildad


     El patriotismo es un vicio muy extendido en el periodismo deportivo de este país, y alcanza niveles desorbitados con Antonio Lobato. El periodista que sigue la carrera de Fernando Alonso parece empeñado en perder credibilidad a base de ensalzar hasta la náusea al asturiano y despreciar a sus rivales. Al parecer Vettel es un autómata con la suerte de conducir el mejor coche. También le faltó humildad a Alonso, que no tuvo reparos en decir que él había hecho un mejor campeonato en todos los aspectos.

    El regreso más esperado


    Rafel Nadal ya empuña la raqueta y se acerca al final de una recuperación que llegó a disparar las especulaciones sobre una posible retirada. El mundo del tenis celebra el regreso de un deportista que a los 26 años tiene aún mucho que decir.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook