Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 30
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Al Mallorca no le quieren

    Ya es esperpéntico de por sí que el mismo licenciado que defiende un convenio de acreedores lo impugne a continuación por la interpretación que suscita la fecha del último compromiso de pago y una diferencia de quince días que, por otra parte, la propia jueza encargada del caso puede señalar.
    A primera vista los argumentos parecen tan pobres, salvo mejor apreciación de su señoría doña Encarnación González, que la única explicación verosímil que a uno se le ocurre es la de dilatar el yugo de la administración concursal.
    Lo que el denunciante o quienes le inspiren, si es que alguien lo hace, pretendan conseguir se puede sospechar, aunque la única certeza es que su consecuencia inmediata sería la de retrasar el cobro de la masa de acreedores adherida, recordemos, en un porcentaje claramente mayoritario.

    Si Gabriel García Márquez publicó en 1961 la historia de un coronel al que nadie escribía, el Mallorca no tiene a nadie que le quiera, al menos desinteresadamente. Resulta incomprensible que una empresa que roza ya no la quiebra, sino la ruina, pueda servir de escenario a tanto cruce de navajas que, a diferencia del de la canción de Mecano, no son por una mujer.
    Hubo un tiempo en que empresarios triunfadores en sus negocios, se servían del club para obtener un reconocimiento social que no habían conseguido pese a su éxito comercial. Este era su objetivo al acceder a la presidencia aunque, finalmente, conseguirlo o no dependía de los resultados deportivos. Hoy día es muy difícil que alguien esté dispuesto a dar la cara desde el palco de un campo de fútbol, porque antes que homenajes se reciben palos si es que, además, no sales arruinado.
    No imagino a quién beneficia la impugnación objeto de la presente información. Bueno, sí; aunque sea a costa de erosionar la imagen del club y perjudicar a los acreedores que estaban o están a punto de empezar a cobrar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook